Fopea expresó su preocupación por las “campañas” del oficialismo contra periodistas

·2  min de lectura
Casa Rosada
Ignacio Sánchez

El Foro de Periodismo Argentino (Fopea) cuestionó los intentos de desacreditar a profesionales que, en ejercicio del periodismo, estuvieron en contacto con gobernantes del más alto nivel y recordó que parte del trabajo de quienes tienen la responsabilidad de informar consiste en “hablar con quienes gobiernan”.

El comunicado es en respuesta, fundamentalmente, a los cuestionamientos que el ministro de Justicia, Martín Soria, y otros dirigentes políticos del oficialismo hicieron contra periodistas que se reunieron con Mauricio Macri.

Correo Argentino: la Justicia da el primer paso para definir la quiebra o aceptar la oferta de pago que hicieron los Macri

“En los últimos días, se han difundido reuniones en la Casa Rosada y la Quinta de Olivos, y también llamados de periodistas con figuras relevantes del gobierno anterior, y se utiliza la información para desacreditar a esos profesionales”, relata el comunicado de Fopea. “Cualquiera que esté un poco familiarizado con el periodismo -afirma el documento- sabe que ese es precisamente el trabajo de quienes hacen periodismo político: hablar con las fuentes y, cuanto más encumbradas e influyentes, mejor.”

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El comunicado advierte que “hay varias voces que, por ignorancia o por interés en difamar, interpretan esas visitas en las que un periodista habla con una fuente como una supuesta falta de independencia”. Afirma asimismo que “si se revisaran las listas de visitas en los gobiernos de signo contrario, en muchos casos podrían aparecer esos mismos periodistas” y que “algo similar ocurriría con las listas de llamados telefónicos entre periodistas e importantes figuras del poder”.

“En realidad, el objetivo de estas campañas llevadas por comunicadores que son voceros del oficialismo y por legisladores, funcionarios y abogados del poder, es desprestigiar las carreras profesionales de esos periodistas”, advierte Fopea, que expresa su preocupación “porque en algunos de estos casos se está violando el secreto de las fuentes periodísticas, protegido por nuestra Constitución en su artículo 43″.

El comunicado sostiene: “Recordamos que ese derecho no es un privilegio de los periodistas, sino un requisito fundamental para que la ciudadanía acceda a la información más sensible”.