¿Qué es la fiebre aftosa y la pueden contraer los humanos?

·4  min de lectura
 (Getty Images/iStockphoto)
(Getty Images/iStockphoto)

Las autoridades sanitarias están investigando un presunto brote de fiebre aftosa, lo que ha motivado la aplicación de una zona de control de 10 kilómetros (6 millas) alrededor de una explotación porcina del oeste de Norfolk.

La restricción impide el movimiento de cualquier animal con riesgo de ser infectado dentro o fuera del lugar, cerca de Feltwell, Kings Lynn.

La fiebre aftosa, que no tiene nada que ver con la enfermedad de manos, pies y boca común entre los niños, afecta a los animales de pezuña hendida, entre ellos el ganado vacuno, las ovejas y los cerdos.

“Tras la sospecha de la presencia de la enfermedad vesicular en los cerdos, y como precaución para evitar la propagación de la enfermedad, se ha declarado una zona de control temporal de 10 kilómetros [6 millas] alrededor de un local cerca de Feltwell, Kings Lynn y el oeste de Norfolk, Norfolk”, dice un comunicado emitido por el DEFRA (Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales).

“Las instalaciones siguen bajo restricciones a la espera de nuevas pruebas”, añadió.

La directora regional de la NFU (Unión Nacional de Agricultores) en Anglia Oriental y exdirectora ejecutiva de la Asociación Nacional de Cerdos, Zoë Davies, señaló que la zona de control es preventiva en este momento.

“Estamos a la espera, cruzando los dedos y rezando para que no sea lo que sospechan que es”, comentó la Dra. Davies.

Por su parte, un portavoz de Defra añadió: “Actualmente estamos investigando un caso sospechoso de fiebre aftosa en Inglaterra”.

“Se han establecido restricciones de movimiento y una zona de control temporal de 10 kilómetros [6 millas]en la granja de Norfolk como medida de precaución. Las pruebas preliminares no indican la presencia de la enfermedad, pero ahora se está trabajando más para descartarla por completo”.

He aquí las principales preguntas y respuestas sobre la enfermedad:

¿Qué es la fiebre aftosa?

La fiebre aftosa es una enfermedad potencialmente mortal y muy infecciosa que afecta a los animales de pezuña hendida.

A veces se denomina fiebre aftosa y se manifiesta a través de una serie de síntomas, como fiebre alta, ampollas en la boca y cojera.

Los indicadores de la fiebre aftosa difieren entre el ganado vacuno, el ovino y el porcino.

Además de las ampollas, los bovinos suelen mostrar signos de fiebre, escalofríos, cojera, babeo y chasquido de labios. La enfermedad también hace que las vacas produzcan menos leche, según el DEFRA.

Es raro que las ovejas desarrollen ampollas en la boca como consecuencia de la enfermedad, y las que surgen en cualquiera de las dos localizaciones suelen ser pequeñas y difíciles de detectar.

Entre las ovejas, la cojera es el principal signo de la enfermedad, que puede aparecer de forma repentina y propagarse rápidamente entre el rebaño. También son síntomas comunes el elevado número de mortinatos y la muerte de corderos poco después del nacimiento.

Los cerdos tampoco contraen ampollas en la boca, que se desarrollan en el borde superior de la pezuña, donde se unen la piel y el cuerno, el hocico y la lengua.

Las cabras, los ciervos y otros animales de pezuña hendida también pueden infectarse e introducir la enfermedad en el ganado.

¿Cómo se propaga la fiebre aftosa?

El virus es muy infeccioso y se transmite sobre todo por contacto directo con un animal infectado.

Pero el DEFRA también advierte que la enfermedad puede transmitirse a los animales de forma indirecta a través de equipos, vehículos, personas, ropa, barro, ropa de cama y cualquier otro elemento que haya estado en contacto con animales infectados.

El virus se encuentra en el líquido de las ampollas de los animales infectados, en su saliva, orina, estiércol, leche y aire exhalado antes de que se manifiesten los signos de la enfermedad.

¿Cuándo fue el último brote importante en el Reino Unido?

El brote de fiebre aftosa de 2001 duró casi un año y costó a la economía más de ₤8.000 millones (US$9.800 millones). Se registraron más de 2.000 casos en granjas de la mayor parte del campo británico.

Al menos 7 millones de animales fueron sacrificados y la industria cárnica británica tardó varios años en recuperarse. El turismo también se vio muy afectado, ya que se restringió el acceso al campo.

El brote de 2007 en Surrey provocó el sacrificio de 600 reses y la prohibición de exportar ganado durante tres semanas.

¿Puede la fiebre aftosa infectar a los humanos?

Aunque la fiebre aftosa puede transmitirse de los animales a las personas, es muy poco frecuente.

El último caso humano reportado en el Reino Unido ocurrió en 1966. La enfermedad en humanos, en los rarísimos casos que se han dado, es leve, de corta duración y no requiere tratamiento médico.

La fiebre aftosa se confunde a menudo con la enfermedad de manos, pies y boca, una enfermedad común en la infancia que también puede afectar a los adultos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.