Fernández asiste al primer Tedeum virtual por el Día de la Patria en Argentina

Agencia EFE

Buenos Aires, 25 may (EFE).- Argentina celebró este lunes un nuevo 25 de mayo, día patrio en el país, y lo hizo por primera vez en cuarentena por la pandemia del coronavirus, con el presidente Alberto Fernández asistiendo de manera virtual al tradicional Tedeum que se celebró en la Catedral de Buenos Aires, sin público.

El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, al que acompañaron líderes de diversos credos en una catedral por lo demás vacía, dijo durante el servicio, transmitido por televisión, que la pandemia del COVID-19 urge a "entrelazar sentimientos comunes" en la humanidad y tener una "mirada solidaria" para compartir con los "pueblos que tienen menos".

"Especialmente a los pobres e indigentes que se encuentran en condiciones de particularidad vulnerabilidad, incluso en medio de dolorosos lutos", indicó Poli, en medio del ascenso en la curva de contagios que registra Argentina, con una situación grave en algunas de las llamadas "villas miseria" de la capital.

UN DÍA DE LA PATRIA INUSUAL

El 25 de mayo de 1810 se constituyó en Buenos Aires la primera Junta de Gobierno para administrar el Virreinato de La Plata en nombre del monarca español Fernando VII, lo cual configuró el germen de la independencia de Argentina, que se concretó seis años después.

Para conmemorar lo sucedido en la semana revolucionaria de 1810, algunos de los próceres argentinos acudieron el 30 de mayo a la Catedral Metropolitana de Buenos Airess para honrar lo sucedido entre el 18 y el 25 de mayo, cuando se conformó la conocida como Primera Junta.

Desde ese año, todos los posteriores se ha celebrado el Tedeum con la asistencia de las autoridades del país, pero el coronavirus ha podido con esa tradición y el presidente Fernández tuvo que asistir de manera virtual a su primer 25 de mayo como jefe de Estado de Argentina, puesto que el servicio religioso se celebró a puerta cerrada por primera vez.

EL ARZOBISPO DE BUENOS AIRES LLAMA A LA "UNIDAD"

El arzobispo de Buenos Aires, en su alocución, dijo que durante la pandemia "no hay lugar" para llevar la discusión "al terreno de las ideologías".

"Se trata de decidir sobre la vida de los argentinos y por lo tanto se hace necesario preservar la unidad", aseveró Poli, en el día en el que por decreto gubernamental comienza una nueva etapa de la cuarentena en Argentina, que es más estricta en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

El AMBA es el foco principal de contagios en Argentina, un país que hasta la fecha registra 12.076 positivos por COVID-19 y 456 fallecidos, según el parte matutino del lunes del Ministerio de Salud.

Poli destacó a los "miles de buenos samaritanos que se echan al hombro las vidas de los infectados" durante la pandemia y dijo que ellos están "escribiendo honrosas páginas de la historia argentina".

"La globalización de la enfermedad, con su letalidad y muerte, nos hace caer hoy en la cuarentena de que la humanidad es una", subrayó Poli, sucesor de Jorge Bergoglio, hoy papa Francisco, como arzobispo de Buenos Aires.

(c) Agencia EFE