Femicidio. Cuatro amigos de la militante del PC figuran como sospechosos

José E. Bordón
·4  min de lectura

SANTA FE.- El asesino de María Florencia Gómez Pouillastrou, militante de movimientos feministas y del Partido Comunista (PC), sería un integrante del círculo social de la víctima. La investigación del femicidio de la exesposa de un concejal de San Jorge, departamento San Martín, se focalizó en cuatro sospechosos que formaban parte de las amistades de Gómez Poullastrou..

Según pudo confirmar LA NACION, la mujer de 35 años "fue golpeada y violada".

"Hoy tenemos un asesino libre. Eso nos preocupa y nos ocupa. No sabemos si esta persona puede volver a cometer un crimen. Por eso no es que nos tomamos nuestro tiempo, lo que pasa es que lo rápido no siempre es lo eficaz y efectivo", explicó el fiscal Carlos Zoppegni, que comenzó la investigación pero que ahora está acompañado por el fiscal Omar de Pedro, del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Zoppegni agregó:"No hay crimen perfecto sino investigaciones imperfectas, y estamos tratando de invertir esa variable".

Según informes a los que pudo acceder LA NACION, en los últimos días hubo requisas a varios vecinos de San Jorge y fueron peritados sus teléfonos. La familia de la víctima será querellante en la causa, según confirmaron fuentes judiciales.

Narcotráfico. El asesinato de un exconcejal habría sido ordenado desde un penal

Los investigadores admitieron que "hay, por lo menos, cuatro sospechosos. Pero no se pueden adelantar nombres y otros datos, para evitar su fuga".

El fiscal aclaró: "Hay muchas cosas que estamos analizando. Tenemos información que llega minuto a minuto con declaraciones, filmaciones, personas que aportan datos. Eso lo debemos sistematizar, y la forma es hacer un trabajo serio, coherente y responsable para sacarle el jugo a esa documentación. Hubo requisas en estos días con colaboración de aquellas personas que estaban involucradas, donde ninguna mostró resistencia".

Según informes de fuentes vinculadas con la causa, hay un principal sospechoso de haber sido el autor del ataque sexual seguido de femicidio, ocurrido el lunes 12 de este mes, a las afueras de San Jorge. Por eso, no llamó la atención una reflexión del fiscal Zoppegni, cuando sugirió, en declaraciones a Radio Estilo, de la localidad de Carlos Pellegrini, que "quien cometió el crimen está delante de nuestros ojos", razón por la cual "se analizan -en forma minuciosa- datos e informaciones para no desviar el camino y reducir el margen de error para dar con el asesino de la joven".

Esta semana, la madre de Florencia Gómez y sus dos hijos hermanos de la víctima, se constituyeron como querellante en la causa penal, de modo tal que junto a sus abogados -Carolina Walker Torres y Matías Pautasso- ya se encuentran colaborando con la fiscalía.

Un caso conmocionante

María Florencia Gómez Pouillastrou fue hallada sin vida el lunes 12 de este mes. La necropsia confirmó que fue violada y que recibió un golpe en la cabeza, supuestamente con una piedra.

El cadáver semidesnudo de la mujer fue encontrado en un descampado sobre la extensión de la Avenida Nottebohm, unos mil metros al sudeste del ejido urbano de San Jorge, próximo a unas instalaciones de la Empresa Provincial de la Energía (EPE).

Por el hecho se detuvo inicialmente a un hombre de 24 años, aunque fuentes policiales explicaron que esta persona había sido detenida en horas de la mañana y por otro caso diferente.

La mujer, se pudo constatar, había ido a la casa del padre de sus hijas -de 1 y 4 años-, el concejal Lisandro Schiozzi, también militante del PC, para dejarlas a su cuidado. Allí avisó que se iba a caminar y planeaban reencontrarse a las 19.30, pero nunca regresó.

Buscan identificar a los autores del linchamiento del presunto femicida de una niña

Schiozzi fue quien reconoció el cuerpo de su expareja tras la denuncia sobre el asesinato. Además entregó su teléfono celular a las autoridades para colaborar con la pesquisa mientras en redes sociales se multiplicaban los pedidos de justicia por el crimen de la mujer, oriunda de Carlos Pellegrini, una localidad cercana a San Jorge.

Aparentemente, no habrían sido detectados intentos de defensa por parte de la mujer, por lo que se supone conocía al asesino. La víctima fue una de las fundadoras de la organización feminista "Las Chuecas". Horas después de conocida la noticia de su asesinato la agrupación publicó un comunicado en el que reclama que el femicidio no quede impune. "Le robaron una compañera a los pibes y pibas del Partido Comunista; le arrancaron un pedazo a la militancia feminista sanjorgense. Le afanaron la vida a una mujer íntegra, comprometida, luchadora, compañera", remarcaron.