La FDA revoca autorización a medicamentos de anticuerpos covid que no funcionan contra la variante ómicron

·4  min de lectura

La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.) revocó su aprobación a dos medicamentos de anticuerpos contra el covid-19 que no funcionan contra la muy transmisible variante ómicron.

Dicha variante ahora compone casi todas las nuevas infecciones en EE.UU., y la FDA anunció el lunes que retirarían su autorización de emergencia para los medicamentos de anticuerpos de las farmacéuticas Regeneron y Eli Lilly.

El gobierno de EE.UU. compró los medicamentos y los administró a millones de estadounidenses con covid-19.

La FDA declaró que podría volver a aprobar los medicamentos si se demuestra que son efectivos contra otras variantes en el futuro. Ambos fabricantes de medicamentos dijeron que las mutaciones de ómicron significan que los medicamentos son menos capaces contra la variante.

Los gobernadores republicanos que han alentado el uso de los medicamentos, a pesar de que los expertos lo desaconsejan, podrían rechazar la acción regulatoria del gobierno federal.

La rápida propagación de la variante ómicron en EE.UU. en las últimas semanas ha cambiado la estrategia de tratamiento contra covid-19.

Si bien los médicos cuentan con dos píldoras antivirales de Merck y Pfizer para combatir el covid-19 en sus primeras etapas, los suministros de ambas píldoras aún no se incrementan, como es el caso de un medicamento de anticuerpos de GlaxoSmithKline.

Al anunciar su decisión, la FDA señaló que el 99 por ciento de las infecciones en EE.UU. se deben a la variante ómicron y que es “muy poco probable” que los medicamentos revocados ayuden a quienes buscan tratamiento ahora.

La administración puntualizó que limitar el uso de los medicamentos ayudaría a restringir los efectos secundarios innecesarios, como las reacciones alérgicas.

El gobierno dejó de enviar temporalmente los medicamentos a fines del mes pasado cuando ómicron se convertía en la variante dominante del virus. Pero tras las quejas de los gobernadores republicanos, se reanudó la distribución.

El gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, considerado uno de los principales candidatos del partido republicano para 2024 detrás del expresidente Donald Trump, fue uno de los que hizo objeciones. DeSantis promocionó los medicamentos de anticuerpos como una gran parte de la estrategia pandémica de su administración, estableció sitios donde se pueden administrar los medicamentos y los elogió durante las conferencias de prensa.

DeSantis también se ha opuesto a los mandatos de vacunas y cubrebocas, así como a otras medidas de salud pública para contener el virus. El gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, también estableció sitios donde se pueden administrar los medicamentos.

Dichos medicamentos no se pueden usar para reemplazar las vacunas covid y, a menudo, se reservan para aquellos que se consideran más vulnerables, como los adultos mayores, quienes han recibido un trasplante y quienes padecen enfermedades cardíacas y diabetes.

Desde principios de este mes, el gobierno ha distribuido suficientes dosis de los medicamentos para tratar a más de 300.000 personas.

Regeneron y Eli Lilly declararon que trabajan en una versión de los medicamentos que pueda atacar la variante ómicron.

Los reguladores ampliaron hace poco el alcance del uso de Remdesivir, el primer fármaco autorizado para tratar el virus. El viernes, la FDA aprobó el medicamento antiviral para ser utilizado en adultos y niños que se encuentran en las primeras etapas de covid-19 y que tienen un alto riesgo de ser hospitalizados. Anteriormente, el medicamento solo se había utilizado para pacientes que ya estaban en el hospital.

Un grupo de expertos federales ya había sugerido que dicho medicamento se usara para evitar la hospitalización. El panel de los Institutos Nacionales de Salud también señaló que los medicamentos Regeneron y Eli Lilly no deben usarse contra la variante ómicron.

Dado que Remdesivir se administra a personas no hospitalizadas a través de tres infusiones intravenosas en el transcurso de tres días, algunos hospitales pueden tener dificultades para aumentar su uso. El proceso lleva tiempo y puede no ser una opción para los hospitales que tienen un exceso de pacientes y poco personal.

La FDA basó su decisión de Remdesivir en un estudio que incluyó a 560 pacientes, el cual mostró que si el medicamento se usa dentro de los siete días posteriores a los síntomas, las hospitalizaciones disminuyeron en casi un 90 por ciento.

Si bien el estudio se realizó antes de que ómicron se convirtiera en la variante dominante, se espera que Remdivisir, al igual que otros medicamentos antivirales, siga siendo eficaz contra la mutación más reciente del virus.

Associated Press contribuyó a este informe

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.