El Reino Unido veta las llegadas desde Sudamérica y acelera la vacunación

Agencia EFE
·3  min de lectura

Londres, 14 ene (EFE).- La detección de una nueva variante del coronavirus en Brasil ha llevado al Reino Unido a vetar las llegadas de viajeros desde Sudamérica y Portugal, mientras el Gobierno británico se afana en acelerar su programa de vacunas ante el alarmante avance de otra mutación, aparentemente más contagiosa.

Cientos de farmacias se preparan para contribuir a inmunizar a población de riesgo a partir de hoy en Inglaterra, donde el sistema sanitario comienza a dar muestras de saturación y diversos hospitales se han visto obligados a suspender trasplantes y otras operaciones.

Más de 2,6 millones de británicos han recibido ya una primera dosis de una vacuna contra la covid-19 y el Ejecutivo espera haber vacunado en torno a 15 millones a mitad de febrero.

El Reino Unido informó hoy de 48.682 nuevos contagios, unos mil más que ayer. Tras registrar el miércoles 1.546 muertes por coronavirus, el máximo diario desde que comenzó la pandemia, el Gobierno advirtió de un retraso en las cifras de hoy debido a un "problema con el procesamiento de los datos sobre fallecidos".

EVITAR LA LLEGADA DE UNA NUEVA VARIANTE

Desde las 4.00 GMT de la próxima madrugada estarán vetados los viajes hacia el Reino Unido desde Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guayana Francesa, Guyana, Panamá, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela para tratar de evitar la importación de la variante brasileña del coronavirus.

También se suspenden las llegadas desde Portugal y Cabo Verde, por la estrecha relación de ambos territorios con Brasil.

Quedarán exentos de esas restricciones los ciudadanos con nacionalidad británica o irlandesa, así como los residentes en el Reino Unido.

También estarán eximidos los transportistas que lleguen a las islas británicas desde Portugal, a fin de asegurar la entrega de "bienes esenciales", detalló el ministro británico de Transporte, Grant Shapps.

MEDIO MILLÓN DE DOSIS DIARIAS

Seis farmacias de Inglaterra han comenzado a ofrecer este jueves la vacuna contra el coronavirus y cerca de 200 se preparan para hacerlo durante las próximas dos semanas.

El director ejecutivo de la cadena de farmacias Boots estima que si cien de su establecimientos reciben luz verde para vacunar serían capaces de inocular hasta 500.000 dosis diarias.

Igual que las consultas médicas que ya participan en el programa de vacunación, las farmacias recibirán 12,58 libras por cada dosis inyectada (14,17 euros), lo que según los cálculos del Gobierno permitirá que el plan tenga un coste neutro para las firmas privadas.

OPERACIONES SUSPENDIDAS

El número de pacientes hospitalizados con coronavirus en el Reino Unido asciende a 36.489, por encima del pico máximo de 21.684 que se registró el pasado 12 de abril, durante la primera ola de la pandemia.

La agencia sanitaria que coordina los trasplantes de órganos en el país (NHSBT, en inglés) ha informado de que 13 de las 68 instalaciones que habitualmente realizan ese tipo de operaciones están completamente detenidas.

El Hospital Universitario de Birmingham anunció hoy que ha suspendido temporalmente los trasplantes de riñón ante la "situación crítica" que atraviesa.

ESCOCIA REVELA DATOS SENSIBLES

El Gobierno de Escocia reveló hoy que la región autónoma recibirá 309.382 dosis de vacunas la próxima semana. Según una extrapolación calculada por el diario "The Times", esa cifra sugiere que el conjunto del Reino Unido recibirá 3,8 millones.

El Ejecutivo escocés se vio obligado a eliminar el documento con esos detalles ante el malestar que provocó en el Gobierno central, que teme que otros países ejerzan presión sobre las farmacéuticas si conocen la cantidad de vacunas que envían al Reino Unido, según ese diario.

"Existe una enorme demanda de vacunas en todo el mundo. Hasta ahora no hemos hecho comentarios sobre la cantidad que recibimos", se limitó a expresar a ese respecto al portavoz oficial del primer ministro, Boris Johnson.

Guillermo Ximenis

(c) Agencia EFE