Familia de soldado asesinada presenta demanda de $35 millones contra gobierno de EE.UU.

·2  min de lectura

La familia de la soldado de Fort Hood asesinada, Vanessa Guillén, presentó una demanda por US$35 millones contra el gobierno de EE.UU.

Una investigación descubrió que la joven de 20 años fue asesinada con un martillo por un compañero soldado, después de que se quejó de ser acosada sexualmente, mientras que los líderes militares no tomaron ninguna acción.

Guillén desapareció en abril de 2020 y sus restos fueron encontrados tres meses después cerca del río Leon en el condado de Bell, Texas.

El soldado sospechoso de su desaparición, Aaron David Robinson, se suicidó durante un enfrentamiento con los oficiales.

En abril de 2021, el Ejército de EE.UU. publicó un informe que indica que los oficiales de Fort Hood habían ignorado las denuncias de acoso sexual de Guillén.

Una investigación descubrió que en 2019 había hecho denuncias verbales de acoso por parte de un supervisor, quien no es su asesino.

El informe no identificó al soldado que supuestamente la había acosado, pero lo describió como un “suboficial superior de su unidad”.

“Esta será una oportunidad para que todas las víctimas sientan no solo que tienen voz, sino que pueden recuperarse”, declaró Natalie Khawam, quien presentó la demanda en nombre de la familia de Guillén.

La demanda busca daños y perjuicios sobre la base de acoso sexual, abuso, agresión, violación, sodomía y muerte por negligencia.

La hermana de Guillén, Mayra, recurrió a Twitter para decir que la familia continuaría con su búsqueda por la justicia.

“La pesadilla aún persiste hoy, pero una promesa es una promesa”, escribió Mayra.