Anuncios

Fallece el músico y actor japonés Ryuichi Sakamoto

TOKIO (AP) — El músico y actor japonés Ryuichi Sakamoto, creador de éxitos para películas de Hollywood como “The Last Emperor” (“El último emperador”) y “The Revenant” (“El renacido”) ha muerto. Tenía 71 años.

La compañía discográfica japonesa Avex dijo en un comunicado el domingo que Sakamoto murió el 28 de marzo mientras se sometía a un tratamiento contra el cáncer.

Sakamoto fue diagnosticado con cáncer de garganta por primera vez en 2014. En 2022, reveló que se encontraba en fase terminal de la enfermedad, un año después de dar a conocer que padecía cáncer de recto.

Sakamoto fue un pionero de la música electrónica de finales de la década de 1970 y fundó la Yellow Magic Orchestra, también conocida como YMO, con Haruomi Hosono y Yukihiro Takahashi, el segundo de los cuales falleció en enero.

A pesar de su batalla contra el cáncer, Sakamoto lanzó un álbum de larga duración titulado “12” en enero, para celebrar su cumpleaños 71, afirmando que componer tenía un “pequeño efecto curativo en mi cuerpo y alma dañados”, según el comunicado oficial del álbum.

Fue un músico de clase mundial, ganó un Oscar y un Grammy por la película “The Last Emperor” de Bernardo Bertolucci de 1987.

En 2015 hizo la música de la película nominada al Oscar “The Revenant” (“El renacido”), del director mexicano Alejandro G. Iñárritu, junto con Alva Noto y Bryce Dessner. Sakamoto colaboró para canciones de otra película de G. Iñárritu, “Babel” de 2006, cuya música original compuesta por el músico y productor argentino Gustavo Santaolalla fue nominada al Oscar.

Sakamoto fue igualmente actor y protagonizó la película ganadora del BAFTA de la academia británica de cine “Merry Christmas, Mr. Lawrence” (“Feliz Navidad, Sr. Lawrence”) de 1983 en la que también actuaban David Bowie, Tom Conti y Takeshi Kitano.

En los últimos años residía principalmente en Nueva York, aunque visitaba Japón con regularidad. Sakamoto nació en Tokio en 1952 y comenzó a estudiar música a los 10 años, entre sus influencias destacaban Debussy y los Beatles.

El comunicado de Avex señalaba que pesar de su enfermedad, cuando se sentía relativamente bien, siguió trabajando en su música en el estudio de su casa. “Hasta sus últimos días, vivió con la música”, dijo.

La discográfica expresó agradecimiento a los médicos que lo trataron en Japón, así como a sus fans en todo el mundo. El texto hacía referencia a las palabras que amaba Sakamoto: “Ars longa, vita brevis”, que se refiere a la longevidad del arte, sin importar cuán corta sea la vida humana.

Sakamoto también dejó su huella como pacifista y activista medioambiental. Se pronunció en contra de la energía nuclear luego de la fusión de la planta nuclear de Fukushima en marzo de 2011 causada por un terremoto y un tsunami.

Participó en mítines y pronunció discursos en Tokio, y formaba parte de un grupo de artistas japoneses famosos, como el novelista ganador del Nobel Kenzaburo Oe, que no tenían miedo de tomar una posición impopular en temas políticos.

En un mitin de julio de 2012, se subió al escenario y leyó notas de un celular, advirtiendo a Japón de no arriesgar la vida de las personas por la electricidad.

“La vida es más importante que el dinero”, dijo en japonés, y luego agregó en inglés: “Quedarse callados después de Fukushima es una barbaridad”.

También apareció en publicidad de autos eléctricos Nissan, aunque reconoció que recibió críticas por ser un gesto muy comercial. En su casa de Nueva York, obtenía electricidad de una empresa que depende de las energías renovables, dijo.

“La forma en que producimos electricidad se diversificará, con la disminución de los combustibles fósiles y la energía nuclear”, dijo Sakamoto a The Associated Press en una entrevista en 2012. “La gente debería poder elegir el tipo de electricidad que quiere usar”.

Los servicios funerarios se llevaron a cabo con familiares y amigos cercanos, según el comunicado de Avex.

A Sakamoto le sobrevive su hija Miu Sakamoto, quien es música. La hija publicó en su Instagram los años que había vivido su padre, desde el 17 de enero de 1952 hasta el 28 de marzo de 2023, y una foto de un piano gastado y medio roto. Sakamoto estuvo casado con la cantante y compositora Akiko Yano, pero se separaron.

___

El periodista de The Associated Press Juwon Park en Seúl, Corea del Sur contribuyó a este despacho.