Fallece en La Habana la destacada actriz cubana Gina Cabrera a los 93 años

·3  min de lectura
CiberCuba/Cortesía

La destacada actriz cubana Gina Cabrera, una de las fundadoras de la televisión de la Isla, falleció el lunes 3 de enero en su casa de La Habana a los 93 años de edad.

Figura clave en los espacios más populares de la televisión, la radio, el teatro y en las coproducciones cubano- mexicanas que se filmaron durante la década de 1950, Luisa Georgina Cabrera Parada, su nombre verdadero, dio muestras de su versatilidad a lo largo de más de cuatro décadas de trayectoria.

Entre los espacios más recordados sobresalen Miércoles de Amor Palmolive, una serie de historias románticas que protagonizó con el galán Alberto González Rubio, y la telenovela Soraya una flor en la tormenta, un éxito de teleaudiencia original de Delia Fiallo.

A la lista se suman el serial Los mambises y Sol de batey, la telenovela que marcó su despedida de las cámaras, en 1985.

En el cine se destacó en los filmes La mentira, Ambiciosa y La rosa blanca, un drama histórico basado en episodios de la vida de José Martí dirigido por Emilio “El Indio” Fernández, entre otros títulos.

Su voz, su belleza, su buena memoria y su dominio del melodrama fueron sus mejores tarjetas de presentación para competir con Raquel Revuelta, Maritza Rosales, Minín Bujones y Lilia Lazo, por solo mencionar algunas estrellas de aquella etapa fundacional de la televisión cubana.

Pero la labor de la actriz no se limitó a los sets de cine y televisión y las cabinas de radio. En las tablas su participación en las producciones del Patronato del Teatro y la Academia de Artes Dramáticas fue reconocida en más de una ocasión. Entre los premios que ganó figuran el Gran Premio Tablado y el Premio de la Revista Cine por su interpretación en Mariana Pineda.

“Trabajé con ella en muchísimas ocasiones. Pero tengo un recuerdo muy especial de La loca de Chaillot, Te juro Juana que tengo ganas y Todos eran mis hijos. Sin contar las radionovelas en que coincidimos en los elencos”, dijo a el Nuevo Herald el actor Gerardo Riverón, quien describió a Gina como una mujer encantadora, dulce y sonriente. Una buena persona que siempre estaba dispuesta a ayudar a cualquier compañero que se lo pidiera.

“Ha fallecido Gina Cabrera. Se va una leyenda. Una de las tantas de la cultura cubana. Buen viaje, Gina. Celebremos su vida, como siempre digo”, expresó la actriz Micheline Calvert en sus redes.

Por su parte, el director escénico y estilista Alejandro Galindo señaló que Gina será eternamente recordada por sus protagónicos de La zapatera prodigiosa, Alta sociedad, Medea y otros papeles que dejaron huellas.

“Su nombre estará escrito con letras de oro en la historia de las artes escénicas de Cuba. Tuve el privilegio de conocerla desde que yo hacía mis pininos en la farándula”, evocó Galindo. “Aprendí muchísimo de ella, era muy meticulosa y exigente con ella misma ante todo. Ensayaba cientos de veces hasta que tuviera la seguridad del personaje. Analizaba los colores de los tejidos, aunque la televisión fuese en blanco y negro, visualizada el tono que daba en la pantalla cualquier elemento. Era un amor trabajar con ella”.

Gina Cabrera, Premio Nacional de Televisión 2003 por su trayectoria, nació en La Habana el 28 de junio de 1928. Se inició en la actuación como declamadora a los siete años.

Los momentos más relevantes de su vida están plasmados en Gina, un documental de la Televisión Cubana dirigido por Carlos Collazo.

Le sobrevive su único hijo, Alejandro, fruto de su matrimonio con el actor Tony Delgado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.