Fallece Alejandro Hope, columnista de EL UNIVERSAL

·3  min de lectura

Alelhí Salgado

CIUDAD DE MÉXICO, abril 29 (EL UNIVERSAL).- Por más de 20 años hasta los últimos momentos de su vida, Alejandro Hope estudió fenómenos delictivos, narró las más tenebrosas historias del crimen organizado y retrató a detalle la coyuntura nacional desde su investidura como analista, asesor y periodista.

Los tiros de precisión del hombre de 52 años emanaron de su palabra y pluma en su columna Plata o Plomo publicada por esta casa editorial. Su análisis de seguridad fue piedra angular en otros medios informativos nacionales e internacionales donde participó como colaborador y fundador.

En El Gran Diario de México, Hope fue parte de la columna vertebral del área de opinión, pues analizó temas fundamentales para el país, donde siempre puso a disposición de sus muchos lectores su opinión fundamentada.

Alejandro Hope era creyente de que construir un México más pacífico no es una utopía, por tanto, usó su conocimiento en temas de justicia para increpar con argumentos sólidos al actual gobierno en materia de corrupción, narcotráfico y abuso de poder.

El experto en combate a la inseguridad cimentó su trayectoria en la Universidad de Pensilvania, donde obtuvo la licenciatura en Ciencia Política. Más adelante consiguió un doctorado por la Universidad de Princeton.

Aunque la amplia tarea informativa de Alejandro Hope remarcó su camino, antes de emprender en los medios de comunicación tuvo diferentes cargos en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) durante el sexenio del exmandatario Felipe Calderón Hinojosa.

Se desempeñó como director de Proyecto de Seguridad en el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) y realizó labores de asesoría en el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) y en la Secretaría de Energía (Sener).

Durante la campaña política de Vicente Fox, también expresidente de México, el columnista de EL UNIVERSAL formó parte de su equipo de transición y encabezó el equipo de asesores de Adolfo Aguilar Zínser.

Años después, Hope acompañó como asesor de política de seguridad nacional a Margarita Zavala en su presentación como candidata rumbo a la Presidencia de la República Mexicana durante la campaña electoral de 2018.

Fungió como coautor del libro "La Mentada Estrategia: Dos ensayos y 39 preguntas sobre seguridad, violencia y delito", donde detalló un manual para entender aspectos sobre la violencia, seguridad y justicia en México y según testimonios, por su conocimiento, Hope fue un tejedor de redes en la política, el periodismo y entre figuras públicas del país con sus asesorías en diferentes temas de su dominio.

Ayer, luego de la noticia de su muerte en un hospital de la Ciudad de México, las redes sociales se volvieron una cascada de agradecimientos, memorias y buenos deseos para el analista.

Personajes relevantes recordaron el legado de Alejandro Hope inundando los medios de comunicación al describirlo como un maestro generoso, entrañable, siempre dispuesto a compartir su conocimiento, un profesional admirable y un hombre de altos valores y principios.

Como nunca antes en una noticia de este tipo, organizaciones civiles por los derechos humanos se solidarizaron con su familia y lamentaron el fallecimiento de "un gran amigo", "un sensible maestro", "un gran ser humano" y "un constructor de paz".

Su paso en el UNIVERSAL

Analista de seguridad de EL UNIVERSAL, falleció este 28 de abril de 2023.

Llegó a EL UNIVERSAL en 2013, hace 10 años, como articulista y firmaba como investigador.

En agosto de 2014 empezó su columna Plata y Plomo, publicándose dos veces por semana.

En 2017, recibió un reconocimiento del Inegi por el manejo de datos sobre inseguridad. En su discurso dijo: "Sin los datos y las bases de datos, el periodismo suele ser pobre".

El pasado martes todavía envió su columna, la que tituló "Cuando no está", publicada el 26 de abril en la página web de EL UNIVERSAL, en la que habló sobre qué sucede en México con la ausencia del presidente Andrés Manuel López Obrador tras contagiarse de Covid-19 por tercera ocasión.