Falló un experimento de química y tres estudiantes de secundario sufrieron quemaduras: una está grave

·3  min de lectura
El Cristo Rey es un colegio privado que está en barrio General Bustos, en el oeste de la ciudad de Córdoba
El Cristo Rey es un colegio privado que está en barrio General Bustos, en el oeste de la ciudad de Córdoba - Créditos: @Laura Lescano TELAM

CÓRDOBA.— Tres alumnos de sexto año del colegio Cristo Rey de Córdoba sufrieron quemaduras por un incidente originado con un experimento de química que falló. Fue durante una clase de Química, con la supervisión de un docente. Valentina, una de las estudiantes, está grave, internada en terapia intensiva y con asistencia respiratoria. Los otros chicos dos tienen quemaduras en brazos, cuello y rostro, pero están bien.

El Cristo Rey es un colegio privado que está en barrio General Bustos, al oeste de la ciudad de Córdoba. Los bomberos llegaron al lugar pasada la media mañana cuando el fuego estaba ya controlado en el laboratorio. A los tres estudiantes los trasladaron al Instituto del Quemado.

La directora del colegio, Alejandra Olmos, dijo que la actividad era “controlada” y que el incidente se produjo por la “imprudencia de un estudiante que no acató las normas de seguridad que la profesora había planteado”.

Los bomberos llegaron cuando el fuego ya estaba controlado
Los bomberos llegaron cuando el fuego ya estaba controlado - Créditos: @Laura Lescano TELAM

No fue adrede y generó una combustión de mayor nivel que la que se esperaba”, agregó. Un estudiante logró controlar el fuego con un matafuego, y al llegar los bomberos ya estaba extinguido. Los expertos inspeccionaron y comprobaron que la situación estaba normalizada.

La quimera de un ingeniero civil: montó una mole en medio del desierto y se volvió parada obligada para los turistas

Daniel Cuello, padre de Valentina, afirmó a Cadena 3: “Tenían que hacer un trabajo en química y el colegio no estuvo presente cuando lo hacían. Hubo una explosión y se quemó toda la cara, los brazos, el hombro, también la garganta, la glotis; está intubada, dormida”. La directora de la institución aseguró que estaba el docente.

Algunos padres del colegio informaron que recibieron un comunicado del Cristo Rey en el que se califica al “incidente” como “grave” y se insiste en que están dadas todas las condiciones para “continuar el dictado de clases normalmente”, exceptuando el grupo afectado. Solo no hubo actividad por unas horas, pero —según consta en posteos en redes sociales— las clases continúan hasta las 18.10.

El texto del comunicado dice: “Informamos a ustedes que en el día de la fecha hubo un incidente en el laboratorio durante la clase de Química de Sexto Año de Nivel Secundario. Llevamos tranquilidad a ustedes, asegurando que están dadas todas las condiciones para dar continuidad a las jornadas escolares.Los estudiantes afectados fueron atendidos médicamente y derivados. Agradecemos y valoramos la preocupación de todos”. Lo firma el equipo directivo institucional.

Martín Rapetti, jefe de guardia del Instituto del Quemado, afirmó que ingresaron tres menores al hospital. Uno de ellos ya fue dado de alta. Respecto de Valentina, dijo: “Está en terapia y con asistencia respiratoria mecánica, con un 15 por ciento del cuerpo quemado. La mitad de las quemaduras son profundas, tiene afectadas la vía aérea y por eso está intubada”.

El otro compañero también está internado pero “en piso común, con quemaduras en el cuatro por ciento del cuerpo”.

Según los testimonios de algunos alumnos a los medios de comunicación, el experimento que realizaban en el el momento del accidente lleva azúcar, alcohol y bicarbonato para armar una pastilla y se le agrega alcohol para reunir los materiales. Al parecer, mientras más alcohol se le pone, hay riesgo de expansión de fuego. “Parece que le tiraron mucho, se desparramó por la mesa y provocó el accidente”, contó un estudiante.