Anuncios

Falcons contratan a Morris como entrenador en jefe, dejan pasar a Belichick

ATLANTA (AP) — Los Falcons de Atlanta contrataron al coordinador defensivo de los Rams de Los Ángeles, Raheem Morris, como su entrenador en jefe después de una búsqueda exhaustiva que incluyó al seis veces ganador del Super Bowl, Bill Belichick, dijo el jueves una persona cercana al caso.

Dicha fuente habló con The Associated Press bajo condición de anonimato pues el equipo no ha hecho el anuncio.

Morris, de 47 años, se desempeñó como entrenador en jefe interino de los Falcons durante los últimos 11 partidos de la temporada 2020 después del despido de Dan Quinn. Anteriormente entrenó a los Buccaneers de Tampa Bay durante tres temporadas.

Morris fue contratado por los Falcons después de entrevistar a 14 candidatos, entre los que destacaba Belichick.

Morris se convierte en el primer entrenador negro no interino en la historia de los Falcons y se une al gerente general Terry Fontenot, quien también es afroestadounidense, para liderar una franquicia que no ha tenido una temporada ganadora desde 2017.

Es apenas el segundo estratega en la historia de Atlanta en tener dos períodos como entrenador en jefe del equipo. Marion Campbell ocupó el puesto de 1974 a 1976 y regresó de 1987 a 1989.

La contratación de Morris fue una sorpresa, dado el claro interés del equipo en un entrenador de la talla de Belichick.

La base de fanáticos de los Falcons se había vuelto cada vez más apática tras seis temporadas consecutivas con foja deficitaria y ningún título de Super Bowl en sus 58 años de historia por lo que muchos pensaban que el propietario Arthur Blank optaría por un gran nombre.

Bajo Morris la temporada pasada, la defensiva de los Rams se ubicó en el vigésimo puesto en yardas permitidas (337.9 por juego), en el 13ro en yardas aéreas (231.1), en el 12mo en yardas terrestres (106.8) y en el 18vo en defensa anotadora (22.3 puntos por juego).

Morris es el cuarto entrenador de una minoría contratado durante este ciclo, uniéndose a Dave Canales en Carolina, Jerod Mayo en Nueva Inglaterra y Antonio Pierce en Las Vegas.

En total suman nueve entrenadores de una minoría, la mayor cantidad para la NFL en una temporada.

“Este es un hito importante para la NFL, que ha estado luchando para aumentar el porcentaje de entrenadores en jefe de color, particularmente los entrenadores en jefe negros”, dijo Richard Lapchick, fundador del Instituto para la Diversidad y la Ética en el Deporte (TIDES).