Se extienden las prohibiciones y restricciones en el mundo islámico a la nueva película de Disney

·5  min de lectura
Lightyear, la nueva película de Pixar que relata la vida de Buzz como guardián especial, ha causado controversia y no será exhibida en todo el mundo.
Lightyear, la nueva película de Pixar que relata la vida de Buzz como guardián especial, ha causado controversia y no será exhibida en todo el mundo. - Créditos: @Pixar

NUEVA YORK.- La nueva película de Disney Lightyear, un spin-off de la franquicia Toy Story, se enfrenta a prohibiciones o restricciones en partes del sudeste asiático y Medio Oriente por una escena que muestra un beso entre dos mujeres. La película de animación se estrena esta semana en todo el mundo.

Los Emiratos Árabes Unidos han prohibido la proyección pública de Lightyear, y Malasia ha pedido a Disney que recorte varias escenas de la película antes de que pueda proyectarse en los cines locales, según las autoridades de los países de mayoría musulmana.

En Indonesia, la nación con la mayor población musulmana del mundo, el presidente de la Junta de Censura Cinematográfica dijo el miércoles a The New York Times que la escena del beso podría violar potencialmente una ley que prohíbe las películas que muestran “comportamientos sexuales desviados.”

“La Junta de Censura Cinematográfica no quiere verse envuelta en la vorágine del debate sobre lo que es pro-LGBT o anti-LGBT”, dijo el presidente, Rommy Fibri. “Pero esa escena del beso es sensible”.

Disney no respondió a las repetidas peticiones de comentarios.

La reacción internacional contra Lightyear es un nuevo dolor de cabeza para las relaciones públicas de Disney, cuya creciente disposición a defender públicamente a las personas LGBTQ la ha convertido en un pararrayos cultural poco probable en Estados Unidos.

Disney ha descrito Lightyear, creada por Pixar Animation Studios y dirigida por Angus MacLane, como la “historia de origen definitiva” del personaje Buzz Lightyear, un guardabosques espacial que protagonizó la película de 1995 Toy Story y varias secuelas.

Lightyear se centra en la amistad entre Buzz (al que pone voz Chris Evans) y otra guardabosques espacial, Alisha Hawthorne (Uzo Aduba). Alisha se casa con una mujer, y en una escena saluda a su esposa con un beso.

El director ejecutivo de Disney, Bob Chapek, se vio sometido a una intensa presión a principios de este año por parte de muchos de los empleados de la compañía para que adoptara una postura contundente contra la legislación anti-LGBTQ que estaba avanzando en la Legislatura estatal de Florida, donde se encuentra el complejo Disney World.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó el proyecto de ley a finales de marzo, y Disney lo condenó públicamente. La Legislatura votó más tarde para revocar la designación fiscal especial de Disney World, un privilegio que el parque temático cerca de Orlando había tenido durante más de medio siglo.

La reacción internacional ante Lightyear ha generado mucha menos atención pública en Estados Unidos que el enfrentamiento de Disney con DeSantis. Pero es un recordatorio para la compañía de que los enfrentamientos culturales sobre el contenido infantil no terminan en la frontera de Estados Unidos.

Lightyear, la nueva película de Pixar que relata la vida de Buzz como guardián especial, ha causado controversia y no será exhibida en todo el mundo
Lightyear, la nueva película de Pixar que relata la vida de Buzz como guardián especial, ha causado controversia y no será exhibida en todo el mundo - Créditos: @captura de Pixar/Disney


Lightyear, la nueva película de Pixar que relata la vida de Buzz como guardián especial, ha causado controversia y no será exhibida en todo el mundo (captura de Pixar/Disney/)

En los Emiratos Árabes Unidos, la Oficina de Regulación de los Medios de Comunicación del gobierno dijo en Twitter esta semana que Lightyear no tenía licencia para proyectarse en los cines nacionales porque había violado las “normas de contenido de los medios de comunicación” del país. La agencia no dio más detalles ni respondió a una solicitud de comentarios.

En Malasia, Lightyear puede proyectarse en su forma actual en Netflix, pero la Junta de Censura Cinematográfica ha pedido a Disney que cambie varias escenas, incluida una “romántica”, antes de que pueda proyectarse en los cines, dijo un portavoz del Ministerio del Interior.

En Indonesia, Rommy dijo que los funcionarios de ese país habían señalado la escena del beso a Disney y que estaban esperando que la compañía enviara la película terminada, con subtítulos, para su revisión por parte de la censura. “No estamos diciendo que rechacemos la película”, dijo.

Una película con una escena de besos entre personas del mismo sexo probablemente no pasaría una revisión de censura en Indonesia debido a una ley de 2019 que prohíbe las películas con “actividad sexual vulgar” o con contenido sexual “desviado” o “poco razonable”, añadió Rommy.

Los gays, las lesbianas y los transexuales son perseguidos en todo el mundo islámico. En Malasia, la legislación dirigida a ellos tiene sus raíces en los tribunales religiosos y en las prohibiciones de la época colonial británica para musulmanes y no musulmanes. En Indonesia, donde casi 9 de cada 10 de los 270 millones de habitantes del país son musulmanes, algunos políticos han intentado asociar a las personas LGBTQ con la inmoralidad, la enfermedad y la subversión de la cultura indonesia.

Italia Film International, una empresa que distribuye películas de Disney en Medio Oriente y que ha promocionado Lightyear en su sitio web, no respondió a las solicitudes de comentarios.

Malasia ha pedido a Disney que cambie varias escenas.
Malasia ha pedido a Disney que cambie varias escenas. - Créditos: @Pixar


Malasia ha pedido a Disney que cambie varias escenas. (Pixar/)

Hasta el miércoles no estaba claro cómo le iría a la película en otros países de Medio Oriente y Asia. Las autoridades encargadas de la censura cinematográfica en Arabia Saudita y China, uno de los principales mercados para los estudios de Hollywood, no respondieron a las solicitudes de comentarios.

En Singapur, la Autoridad para el Desarrollo de los Medios de Comunicación de Información (Infocomm Media Development Authority) dijo en un comunicado esta semana que los espectadores deberían tener 16 años o más para ver Lightyear. Describió la película como la “primera animación comercial para niños que presenta representaciones homosexuales abiertas”, y dijo que Disney había rechazado su sugerencia de lanzar dos versiones de la película, incluyendo una editada para los espectadores más jóvenes.

“Aunque se trata de una excelente película de animación ambientada en el contexto estadounidense, Singapur es una sociedad diversa en la que tenemos múltiples sensibilidades y puntos de vista”, dijo en el comunicado Cheryl Ng, que preside el panel de consulta de películas de la agencia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.