Expolicía disparó a joven latino que comía hamburguesa y es acusado de asesinato

Expolicía disparó a joven latino que comía hamburguesa y es acusado de asesinato

El pasado 2 de octubre, el entonces policía de San Antonio, Texas, James Brennand, abrió fuego contra un joven hispano de 17 años, identificado como Erik Cantú.

Según los hechos, el exagente acudió a una sucursal de la cadena McDonald’s a atender una llamada sobre presuntos disturbios, cuando halló a Cantú en el estacionamiento del establecimiento y disparó a quemarropa.

La cámara corporal que cargaba consigo Brennand reveló que, el joven únicamente comía una hamburguesa dentro de su auto. El exoficial que, de acuerdo con la corporación estaba a prueba, fue despedido inmediatamente y ahora enfrenta dos cargos de agresión con agravantes por ser funcionario público y otro más por intento de asesinato.

Cuando Brennand inspeccionaba la zona, halló a Cantú y según refirió el acusado en sus testimonios, le pareció ver un vehículo que, presuntamente, había violado una norma de tránsito un día anterior, por lo que sospechó que era robado.

El vídeo muestra el momento en que el exagente abre rápidamente la puerta del vehículo, mientras que el joven intenta una maniobra hacia atrás con la puerta abierta para huir del lugar. Es ahí cuando Brennand abre fuego en repetidas ocasiones hiriéndolo de gravedad.

IMÁGENES FUERTES. NO APTAS PARA SENSIBLES. SE SOLICITA DISCRECIÓN A LA AUDIENCIA

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

De acuerdo con el fiscal del condado de Bexar, Joe Gonzales, uno de los cargos contra Brennand es por asalto agravado, al disparar a Cantú; y otro más, por disparar contra la persona que ocupaba el asiento del copiloto.

Según la ley vigente, la agresión con agravantes por parte de un funcionario público podría representar una pena de cadena perpetua; mientras que el intento de asesinato se castiga con hasta 20 años de cárcel.

La familia de Cantú espera “un alivio” para la familia, mientras que el joven continua en la lucha por su superviviencia. Por su parte, la policía refirió que el exoficial violó su entrentamiento y los procedimientos policiales.