Estalla vehículo en centro de Nashville; hay 3 heridos

KIMBERLEE KRUESI, MICHAEL BALSAMO y ERIC TUCKER
·5  min de lectura

NASHVILLE, Tennesee, EE.UU (AP) — Un vehículo recreativo estalló la mañana del día de Navidad en una calle sola en el centro de Nashville, donde causó tres heridos, interrumpió las telecomunicaciones que afectaron los sistemas de emergencia de la policía y paralizó vuelos en el aeropuerto de la ciudad.

El jefe de la policía metropolitana John Drake dijo que policías que acudían el viernes al lugar donde se había informado de disparos cuando encontraron el vehículo que emitía una grabación advirtiendo que una bomba estallaría en 15 minutos. La policía evacuó los edificios contiguos y llamó a la unidad antiexplosivos. El vehículo estalló poco después, según Drake.

“El atentado de esta mañana contra nuestra comunidad tuvo como fin causar caos y temor en esta temporada de paz y esperanza. Pero los habitantes de Nashville han mostrado una y otra vez que nada puede romper el espíritu de nuestra ciudad”, afirmó el alcalde John Cooper, en conferencia de prensa después de decretar un toque de queda para la zona.

La policía cree que el estallido fue intencional pero se desconoce el motivo o el blanco. Drake subrayó que las autoridades no habían recibido ninguna amenaza antes de la explosión.

El jefe policial dijo que los investigadores en el lugar “han encontrado tejidos que creemos podrían ser restos, pero serán examinados y les haremos saber lo que resulte”. La policía se abstuvo de precisar si correspondían a alguien que hubiera estado en el interior del vehículo.

Tres personas trasladadas a hospitales se encontraban el viernes en la noche en condición estable, señaló Cooper.

Las imágenes de una cámara de video difundidas el viernes en una cuenta de Twitter, al parecer tomadas desde el otro lado de la calle donde ocurrió la explosión, captó la advertencia que emitía el vehículo recreativo segundos antes de la explosión: “Si pueden escuchar este mensaje, desalojen ya”.

Humo negro y llamas se veían el viernes por la mañana elevándose en el centro de Nashville, donde se ubica su zona turística llena de bares musicales, restaurantes y tiendas. La explosión, que sacudió diversos inmuebles ubicados a varias calles de distancia y les rompió los vidrios, ocurrió cerca de un edificio propiedad de AT&T ubicada a una cuadra de la torre de la compañía, un sitio vistoso en el centro de la ciudad.

“No sabemos si fue coincidencia o si ese fue el objetivo”, dijo el portavoz policial Don Aaron. Antes había dicho que algunas personas fueron llevadas al recinto central del departamento de policía para interrogarlas pero declinó abundar en detalles.

AT&T dijo que el edificio afectado es la principal oficina de una central telefónica con equipo de redes dentro. La explosión interrumpió el servicio, pero la compañía declinó especificar la magnitud de los cortes.

El portal de la compañía mostró interrupciones del servicio en el centro de Tennessee y Kentucky. Diversas agencias policiales informaron que sus sistemas del 911 habían dejado de funcionar debido a la interrupción, incluido el condado Knox, donde se encuentra Knoxville, a unos 290 kilómetros (180 millas) al este de Nashville.

AT&T informó que estaba trayendo equipo portátil para telefonía celular y trabajaba con la policía a fin de hacer las reparaciones a su equipo. La compañía señaló que “la energía es esencial para la restauración” del servicio.

La Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés) suspendió temporalmente los vuelos de salida del aeropuerto internacional de Nashville debido a problemas en las telecomunicaciones asociadas con la explosión.

El FBI asumió la dirección de las pesquisas, dijo el portavoz Joel Siskovic. Investigadores del Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés) ya estaban también en el sitio. El FBI es la agencia principal de la ley, responsable de investigar delitos federales, como explosiones y actos de terrorismo.

Un hombre de Filadelfia que se hospedó en un hotel cercano dijo que cuando escuchó la explosión supo que había daños. “Intentamos explicar que sería un temblor o algo así, pero obviamente no era un temblor”, afirmó Joseph Fafara. Cuando fue a ver los daños, había barreras de la policía colocadas en el lugar.

Buck McCoy, que vive en el área, colocó videos en Facebook que muestran agua cayendo del techo de su casa. Se escuchan alarmas y gritos en el trasfondo. Se puede ver un incendio en la calle.

“Todas mis ventanas, cada una de ellas, fueron destrozadas. Si yo hubiese estado parado allí habría sido horrible”, dijo. “Se sintió como una bomba. Fue así de potente”, dijo a The Associated Press.

McCoy dijo haber escuchado disparos 15 minutos antes de la explosión que sacudió su inmueble, incendió vehículos en la calle y destruyó árboles.

El presidente Donald Trump fue informado del incidente, de acuerdo con el portavoz de la Casa Blanca Judd Deere, quien dijo que Trump, que se pasa las navidades en Florida, seguirá recibiendo actualizaciones regularmente. El Departamento de Justicia dijo que el secretario interino Jeff Rosen también fue informado y que todos los recursos del departamento estarán disponibles para ayudar en la investigación.

El gobernador de Tennessee Bill Lee dijo en Twitter que el estado proveerá los recursos necesarios “para determinar lo sucedido y quién es responsable”.

La Cruz Roja Estadounidense de Tennessee anunció que trabajaba con las autoridades a fin de abrir un albergue para las víctimas.

.___

La periodista de The Associated Press, Thalia Beatty, en Nueva York, contribuyó a este despacho. Balsamo y Tucker informaron desde Nueva York.