Anuncios

Evento de danza folclórica mexicana se queda ‘sin hogar’. Busca otra sede en Fresno

El evento de bailarines folclóricos mexicanos más grande del país enfrenta la posibilidad de quedar sin sede para la edición 45 de su Festival Danzantes Unidos después de que el Distrito Escolar Unificado de Clovis rechazara el martes una solicitud para albergar el acto en Clovis West High School.

“Nos quedamos sin hogar y sin garantías de futuro”, declaró María Luisa Colmenárez, presidenta de Danzantes Unidos y organizadora del festival.

El festival se esfuerza ahora por encontrar otro lugar lo suficientemente grande como para albergar a más de 1,100 bailarines y unos 50 talleres durante el fin de semana del Domingo de Ramos.

El festival, que incluye conciertos en teatros del centro de la ciudad, perdió la oportunidad de volver al Sunnyside High School cuando la directora de danza folclórica de ese centro decidió que quería pasar más tiempo con sus hijos –incluido el fin de semana del Domingo de Ramos– antes de que se hicieran mucho mayores.

La organización tiene por norma contar con el director de danza de una escuela para que sus bailarines puedan actuar como promotores y representantes del festival ante las autoridades escolares.

Se están manteniendo conversaciones con otras dos escuelas, ambas del Distrito Escolar Unificado de Fresno. Colmenárez espera una resolución rápida para que se pueda contratar a los instructores y comenzar la inscripción.

Colmenárez, maestra de San José State, dijo a Vida en el Valle que es posible que el festival tenga que desarraigarse de Fresno, que ha acogido los últimos nueve festivales y 16 en total desde que se inició el evento en 1979.

Clovis East –que acogió los talleres en 2019 antes de que la pandemia suspendiera los eventos de 2020 y 2021– rechazó la oportunidad de acoger los talleres del festival a principios de este año.

El festival tiene un impacto económico de $455,000 en Fresno, según los estudios realizados por la Oficina de Convenciones y Visitantes de Fresno y los organizadores del festival. Eso incluye más de 500 noches de alojamiento, comidas y otros gastos.

El distrito dice que no puede dar cabida al tamaño del festival

La vocera del distrito escolar de Clovis Kelly Avants dijo que el festival es demasiado grande para Clovis West, que organizó el evento en 2015.

“La magnitud de la solicitud realizada al distrito por los organizadores del festival (incluyendo el número de aulas individuales y la cantidad de mobiliario que necesitan mover) es demasiado grande para que podamos satisfacerla con nuestra capacidad de personal y sus responsabilidades existentes”, dijo Avants en una respuesta por correo electrónico el martes por la tarde.

Colmenárez dijo que el festival paga al distrito escolar anfitrión $20,000 para cubrir los gastos de los trabajadores de la escuela, como el traslado de los muebles de las aulas y el trabajo de custodia. El grupo de danza folclórica de la escuela recibe $5,000.

Avants dijo que las fechas del festival “también cayeron en un fin de semana festivo, agravando adicionalmente el desafío en la concesión de esta solicitud”.

El distrito de Clovis, dijo Avants, preguntó a los organizadores del festival si los talleres podrían celebrarse al aire libre para evitar tener que trasladar muebles y otros materiales de clase. Hacerlo, dijo, “puede hacer posible que concedamos la solicitud de uso de las instalaciones”.

Los organizadores del festival tienen la oportunidad de dirigirse al distrito el 11 de enero, pero Colmenárez dijo que lo más probable es que el distrito vuelva a decir que no.

Colmenárez dijo que la planificación del festival se hace con mucha antelación, con los instructores alineados a finales de noviembre y la apertura de inscripciones en diciembre. Sin un sitio confirmado, dijo que el festival no puede continuar.

Su tiempo en Fresno puede estar llegando a su fin

Según Colmenárez, Fresno, que acogió el festival por primera vez en 1990, pudiera tener su último año como sede. Distritos escolares del Área de la Bahía y de Los Ángeles han manifestado su interés por acoger el festival.

San José, segunda ciudad en número de ediciones (ocho), acogió el festival entre 2008 y 2010, antes de que se trasladara a Fresno.

Colmenárez prefiere la ubicación central de Fresno, que facilita la asistencia de grupos folclóricos de toda California. También acuden participantes de Washington, Nevada y estados lejanos como Indiana.

Los organizadores consideraron la posibilidad de la UC Merced, pero la descartaron porque la ciudad de Merced no dispone de suficientes habitaciones de hotel ni de un teatro lo bastante grande para albergar los conciertos de exhibición.

Fresno Pacific manifestó su interés por albergar los talleres del festival, pero luego descubrió que el sitio en el sudeste de Fresno no era lo bastante grande.

La Universidad Estatal de Fresno quedó descartada debido a un festival de danza competidor, y el recinto ferial de Fresno ya tiene comprometidos sus edificios más grandes.

Colmenárez dijo que los funcionarios de Clovis West habían aprobado provisionalmente el uso de sus instalaciones, pero el distrito dijo que no.

Danzantes Unidos paga casi $800 mensuales en Fresno para almacenar las tablas de contrachapado que se colocan en las aulas para proteger las moquetas y el suelo.

Colmenárez dijo que los organizadores del festival están abiertos a usar una escuela de Clovis en el futuro.