Anuncios

El volcán de Islandia entra en erupción; evacúan la Laguna Azul, informa una emisora ​​pública

(CNN) --La famosa Laguna Azul de Islandia y la ciudad de Grindavik están bajo evacuación tras la erupción de un volcán en la península de Reykjanes, informó el sábado la emisora ​​pública RÚV.

La lava parece estar fluyendo rápidamente hacia el norte de Grindavík, tal como lo hizo durante la erupción del 8 de febrero, dijo RÚV citando a la Oficina Meteorológica de Islandia.

Evacúan la Laguna Azul de Islandia ante una “inminente” erupción volcánica

"La fisura tiene unos tres kilómetros de largo y va desde Stóra-Skógfell hacia Hagafell", aseguró.

La operación de evacuación duró aproximadamente media hora. Bjarney Annelsdóttir, alto oficial de policía, dijo a RÚV que unas 700 personas estaban en la Laguna Azul y muy pocas en Grindavik cuando comenzó la erupción.

Erupción volcánica en la península de Reykjanes, Islandia. (Crédito: LIVEFROMICELAND.IS vía Reuters)

La actual erupción que está teniendo lugar en Islandia es la más potente hasta el momento, según declaró el sábado a la emisora ​​pública RÚV el geofísico Magnús Tumi Guðmundsson, que acaba de regresar de un vuelo en helicóptero sobre el lugar.

Guðmundsson dijo que la fisura que ahora está muy activa “es más larga, unos 3,5 kilómetros” y se extiende desde el lado norte de Hagafell y al norte hasta Stóra-Skógfell.

"Basándose en la velocidad del flujo de lava", Guðmundsson estimó que "no pasará mucho tiempo antes de que fluya sobre la carretera Grindavíkurvegur", que es la carretera principal que conduce a la ciudad de Grindavík.

El geofísico Páll Einarsson dijo que los terremotos en Grindavík siguen claramente el mismo patrón que han seguido desde octubre con repetidos flujos de magma que a veces llegan a la superficie, dijo RÚV, añadiendo que las erupciones anteriores “fueron fuertes, duraron poco tiempo, pero fueron poderosas mientras duraron”.

El horizonte de Reykjavik tiene como telón de fondo un cielo de color naranja debido a la lava fundida que fluye desde una fisura en la península de Reykjanes al norte de la ciudad evacuada de Grindavik, en el oeste de Islandia, el 16 de marzo de 2024. (HALLDOR KOLBEINS/AFP via Getty Images)

El aeropuerto de Keflavik y los aeropuertos regionales de Islandia no se ven afectados y están en pleno funcionamiento tras la erupción, informó RÚV.

El domingo se podrá detectar gas volcánico en Reykjanesbær, informó RÚV en referencia a la ciudad situada junto a Keflavik, el principal aeropuerto internacional.

Ubicada a poco menos de una hora en coche de la capital y ciudad más grande de Islandia, Reykjavik, la Laguna Azul es una de las atracciones turísticas más populares del país.

El sitio es parte de la península de Reykjanes, en el suroeste de Islandia, una gruesa franja de tierra que apunta al oeste hacia el Océano Atlántico Norte desde Reykjavik. Además de la Laguna Azul, la península alberga el principal aeropuerto de Islandia, el Aeropuerto Internacional de Keflavik.

Islandia es una de las zonas volcánicas más activas del planeta. En lugar de tener un volcán central, la península de Reykjanes está dominada por un valle del rift, con campos y conos de lava.

La laguna fue evacuada a principios de marzo debido a la actividad sísmica. En noviembre estuvo cerrado durante una semana después de que se midieran 1.400 terremotos en 24 horas.