Europa amenaza con limitar tráfico aéreo de Bielorrusia por "piratería de Estado"

·2  min de lectura

Por Matthias Williams, Andrius Sytas y Gabriela Baczynska

KIEV/VILNA (Reuters) - Los líderes europeos amenazaron con limitar el tráfico aéreo de Bielorrusia y posiblemente tomar medidas contra el transporte terrestre, luego de que un avión de Ryanair fue obligado a aterrizar en un incidente denunciado por los países occidentales como "piratería de Estado".

Las autoridades europeas utilizaron las expresiones más severas para condenar el incidente del domingo, en el que un avión de combate bielorruso interceptó un vuelo entre Grecia y Lituania y lo obligó a aterrizar en Minsk, donde fue arrestado un periodista disidente.

Los países pidieron la liberación de Roman Protasevich, de 26 años, cuyas redes sociales desde el exilio se consideran como uno de los últimos medios independientes de noticias sobre el país, que sobreviven desde una ola de represión contra la disidencia del año pasado.

"Esto fue efectivamente piratería de la aviación, patrocinada por el Estado", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, utilizando un lenguaje que fue repetido por varios otros países. La ministra de Relaciones Exteriores sueca, Ann Linde, dijo: "Es peligroso, imprudente y, naturalmente, la UE va a actuar".

La presidencia francesa dijo que se envió una solicitud a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para suspender los sobrevuelos internacionales sobre el espacio aéreo bielorruso. También se estaba discutiendo la prohibición de la aerolínea estatal bielorrusa Belavia de aeropuertos europeos, al igual que los enlaces de transporte terrestre.

Aún así, las opciones para las represalias de las naciones occidentales parecen limitadas.

La OACI, con sede en Montreal, no tiene poder regulador y la UE no tiene autoridad sobre los vuelos que despegan y aterrizan en Bielorrusia o sobrevuelan su espacio aéreo, aparte de los trayectos directos que se originan o aterrizan en Europa.

En el pasado, Bielorrusia ha hecho caso omiso a rondas de sanciones financieras de la UE y Estados Unidos.

Antes de una reunión programada de los 27 líderes de países de la UE en Bruselas, la primera ministra lituana, Ingrida Simonyte, dijo que haría presión junto a otras autoridades europeas para cerrar el espacio aéreo de Bielorrusia a los vuelos internacionales. No explicó cómo podría lograrlo.

Bielorrusia dijo que actuó en respuesta a una amenaza de bomba en el avión, aunque resultó ser falsa. El lunes, indicó que sus controladores de tierra habían dado orientación al vuelo pero no se le había ordenado aterrizar.

Medios estatales dijeron que la decisión de intervenir había sido ordenada personalmente por el presidente Alexander Lukashenko.

(Reporte de Andrius Sytas en Vilna, Gabriela Baczynsska en Bruselas y Matthias Williams en Kiev; reporte adicional de Andrew Osborn, Michel Rose, Tim Hepher y Laurence Frost; escrito por Peter Graff; editado en español por Marion Giraldo)