Estuvo 30 años en el corredor de la muerte, fue absuelto y ahora se siente feliz porque pudo votar

Esta es la sonrisa de un hombre que logró ejercer su derecho al voto en las elecciones de medio término de Estados Unidos, tras pasar casi tres décadas injustamente encarcelado.

Estuvo preso casi 30 años por un crimen que no cometió y mostró su felicidad tras votar en las elecciones de medio término celebradas este 6 de noviembre en EEUU. Captura de pantalla del tuit de Equal Justice Initiative.

Su nombre es Anthony Ray Hinton y estuvo preso en el llamado corredor de la muerte en Alabama durante casi 30 años, acusado de asesinar a dos personas en un local de comida rápida. Fue absuelto del crimen en el 2015.

La imagen fue compartida en la cuenta de Equal Justice Initiative, una organización con sede en Alabama que brinda representación legal a presos que son condenados erróneamente por delitos, aquellos cuyos recursos económicos no les permiten pagar abogados o a quienes se les ha negado un juicio justo.

El júbilo que Anthony mostró en la fotografía con su calcomanía pegada en la frente después de haber votado se viralizó rápidamente. “Esto lo es todo”, escribió un tuitero, @ScottHech.

Otro dijo estar honrado, al saber que Hinton compartía su momento como votante.

Y es que no es para menos. Hinton fue condenado en 1985 cuando tenía 29 años y siempre insistió en su inocencia. Es uno de los presos que más tiempo ha permanecido en el corredor de la muerte en Alabama y tuvo una luz de esperanza cuando su caso fue reabierto en 2014.

Fue en el 2015 cuando la jueza Laura Petro, del tribunal del condado Jefferson en Alabama, desestimó los cargos por asesinato en su contra gracias a que los abogados de Equal Justice Iniciative demostraron que no había suficiente evidencia para vincularlo a los crímenes.

Hinton, a la izquierda. Pasó casi 30 años en el corredor de la muerte de Alabama por un crimen que no cometió. Foto: ABC News

El día que Anthony fue liberado, a los 58 años, habló sobre la injusticia de perder casi 30 años de su vida con el miedo a ser ejecutado en cualquier momento por un crimen que no había cometido.

El abogado Bryan Stevenson concluyó que su raza, pobreza, la ayuda legal ineficiente y la indiferencia de la fiscalía habían sido determinantes para crear un ejemplo típico de injusticia.

En junio de este año Oprah le realizó una entrevista conmovedora donde relató el infierno de permanecer encarcelado por tantos años sabiendo que era inocente.

Precisamente en estas elecciones el estado de Florida dio un paso hacia la reintegración de los convictos a la sociedad, al aprobar que se les restituya el derecho a votar a quienes ya cumplieron condenas, siempre que no hayan sido por crímenes o delitos sexuales.