Esteban Bullrich regresó al recinto y homenajeó a Meoni y Lifschitz

·3  min de lectura

Dos semanas después de confirmar que padece Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), el senador Esteban Bullrich (Juntos por el Cambio-Buenos Aires) participó de la sesión presencial del Senado y, desde su banca, pidió la palabra para rendir homenaje a dos figuras ajenas a su partido: el exministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, y el exgobernador de Santa Fe Miguel Lifschtiz.

Pese a los desafíos que la enfermedad le plantea a la hora de usar la palabra, Bullrich destacó a “un amigo” en el exintendente de Junín, fallecido el 23 de abril en un accidente de auto cuando conducía hacia esa ciudad, donde vivía con su familia. “Mario privilegiaba el diálogo, una característica que hay que destacar”, señaló Bullrich, para ponderar en el exfuncionario del Frente de Todos y dirigente del massismo “la búsqueda por encontrar qué nos une y no qué nos diferencia” a los argentinos. “Creo que la Argentina recordarlo y recordar también sus valores”, completó.

“Mi otro homenaje es para Miguel Lifschitz, que fue intendente de Rosario y gobernador de Santa Fe”, continuó el senador, en alusión al dirigente del Partido Socialista que falleció el último domingo, a raíz de una neumonía agravada por el Covid-19. “Con él compartimos muchos espacios. Miguel creía en la educación como un valor fundamental para construir ciudadanía. Fue un ciudadano pleno de esta polis. Fue un ciudadano que realmente buscó que todos fuéramos ciudadanos plenos. Y creo que también merece un homenaje: su construcción de ciudadanía y su vocación de usar la educación como herramienta fundamental para construir un país mejor”, señaló Bullrich, exministro de Educación durante parte de la gestión de Cambiemos.

Eduardo De Pedro: “Si a la Corte no le gusta la Constitución, que proponga una reforma”

La ELA que padece el senador es una enfermedad de las neuronas en el cerebro, el tronco cerebral y la médula espinal, que controlan el movimiento de los músculos voluntarios. Los escritores Roberto Fontanarrosa y Ricardo Piglia, como el físico Stephen Hawking, también cursaron esta patología.

“Vivir se trata de darle para adelante”, afirmó Bullrich en la nota de prensa que difundió al dar a conocer su diagnóstico y dijo que de ahora en más su trabajo como senador también se enfocará en mejorar las condiciones de vida y la calidad de los diagnósticos de las personas con ELA en la Argentina.

“No me voy a mover de donde estoy. Esta situación no me impide continuar con mis funciones. Tengo un compromiso asumido con los bonaerenses y con los argentinos que no se modifica por este diagnóstico”, sostuvo el senador y añadió, en ese sentido: “Soy parte de algo mucho más grande que yo, y mi vocación de servicio está intacta”.

Bullrich comentó que la ELA “es compleja”, pero dijo que con el cuidado y el respeto de los tratamientos se pueden atenuar los síntomas. “Como católico, creo que Dios nunca nos pone pruebas que no podamos superar. Él hace nuevas todas las cosas, confío en él”, manifestó el político.

“[La ELA] es una enfermedad más frecuente de lo que se cree, pero sigue siendo difícil de diagnosticar. Hay mucho para hacer y me comprometo a hacer mi aporte. Esta enfermedad no me define. Vivo una vida feliz y maravillosa y este desafío me pone frente a la necesidad de hacer más cosas y de hacerlas mejor”, aseguró en la nota de prensa.

Giro: por qué Horacio Rodríguez Larreta apostó por bajar la tensión de la pelea con el Gobierno

Bullrich dijo que cuenta con el apoyo de su familia, sus amigos y su equipo, agradeció la solidaridad con su situación y refirió que “todo pasa por algo”. Por último, sostuvo: “Voy a averiguarlo y a hacerlo valer la pena. Mi compromiso es encararla con la misma fuerza con la que enfrenté todas las otras, que nunca fueron fáciles”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.