Estados Unidos: Florida refuerza los operativos marítimos ante el incesante desembarco de miles de migrantes en los Cayos

Migrantes haitianos desembarcan en las costas de Florida
Migrantes haitianos desembarcan en las costas de Florida

MIAMI.– Un número cada vez mayor de migrantes de Cuba y Haití han intentado el peligroso cruce por el Estrecho de Florida en los últimos meses para ingresar ilegalmente a los Cayos de Florida y otras partes del estado, en medio del deterioro de las condiciones económicas en sus países, lo que llegó al gobierno estatal a reforzar los patrullajes marítimos.

La Guardia Nacional de Florida anunció la movilización de 12 aviones militares, botes patrulla y unos 150 efectivos para ayudar a las autoridades del sur del estado a responder a la “migración masiva que afecta el área”.

“Apoyamos y seguimos las órdenes de nuestro comandante en jefe, el gobernador Ron DeSantis”, señaló la fuerza en un comunicado.

El repunte de la llegada de migrantes cubanos ha sido particularmente pronunciado. Desde el 1 de octubre de 2022, la Guardia Costera ha interceptado a más de 4900 cubanos en altamar, en comparación con los más de 6100 cubanos que se interceptaron durante todo el año fiscal que concluyó el 30 de septiembre, según un comunicado de prensa de la Guardia Costera. Y eso se compara con apenas unos 800 el año fiscal anterior.

Tan solo el jueves, la Guardia Costera de Estados Unidos envió de regreso a Cuba a 177 migrantes que fueron detenidos en altamar frente a las costas de Florida, mientras que alrededor de una veintena de haitianos llegaron a nado -en su último tramo de la travesía- a Miami.

Los migrantes cubanos fueron interceptados en distintos operativos frente a las costas hace unos días. Fueron repatriados en dos navíos de la Guardia Costera.

Además, 25 haitianos que habían viajado en un velero desde Port-de-Paix, Haití, llegaron nadando a la orilla de Virginia Key, un pequeño islote a poca distancia al sudeste del centro de Miami, y fueron puestos bajo custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus iniciales en inglés), informó el vocero de la agencia Michael Selva.

Algunas personas presentes en la playa ayudaron a los migrantes a llegar a tierra en pequeñas embarcaciones y jet skis, dijo Selva.

Además, las autoridades federales procesaron a decenas de migrantes más que seguían a bordo del velero en altamar, lo que suele significar que serán enviados de regreso a sus países de origen.

Los cubanos habían recibido desde hace mucho tiempo beneficios de inmigración bajo la llamada Ley de Ajuste Cubano de 1966. Sin embargo, el gobierno del presidente Joe Biden comenzó a implementar hace poco una nueva política para enviar de vuelta a los cubanos, haitianos y nicaragüenses que entren ilegalmente en el país a través de la frontera de Texas, como ya lo hacía con los venezolanos.

El gobierno federal también está ofreciendo cada mes unos 30.000 permisos condicionales humanitarios a personas de esas cuatro naciones que presenten una solicitud por internet, paguen su pasaje aéreo y encuentren un patrocinador financiero.

El Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de EE.UU., junto con las fuerzas del orden locales y otras agencias, atienden a un velero con más de dos docenas de inmigrantes haitianos a bordo cerca de Virginia Key el 12 de enero de 2023 en Miami, Florida.
El Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de EE.UU., junto con las fuerzas del orden locales y otras agencias, atienden a un velero con más de dos docenas de inmigrantes haitianos a bordo cerca de Virginia Key el 12 de enero de 2023 en Miami, Florida. - Créditos: @JOE RAEDLE

Los migrantes que lleguen ilegalmente y no vuelvan de inmediato a su país de origen no serán elegibles para los nuevos permisos condicionales. Las autoridades federales esperan que esto disuada las llegadas por la vía marítima al ofrecer una alternativa más segura y una vía para obtener la residencia.

La embajada de Estados Unidos en La Habana reanudó recientemente el procesamiento de visas de migrantes, y señaló el miércoles que algunos solicitantes cubanos ya habían sido aceptados para los nuevos permisos. En Puerto Príncipe, capital de Haití, una oficina de inmigración ha estado abarrotada en los últimos días por personas que quieren tramitar sus pasaportes para usarlos en el programa estadounidense.

El teniente comandante de la Guardia Costera Mark Cobb dijo en un comunicado que con las nuevas opciones legales disponibles para los migrantes “pedimos a todas las personas que usen los medios seguros y legales disponibles para viajar a Estados Unidos”.

“No arriesguen su vida en el mar cuando no tienen que hacerlo”, añadió.

El desafío para DeSantis

En tanto, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, que en otoño del año pasado envió a decenas de migrantes desde Texas hasta una isla frente a la costa de Massachusetts, en un esfuerzo de alto perfil para resaltar la inmigración ilegal en vísperas de las elecciones de medio término, tuvo un acercamiento más cauteloso en esta ocasión.

El gobernador, una de las posibles figuras presidenciales republicanas, activó la Guardia Nacional a fines de la semana pasada, pero los despliegues relacionados de soldados, botes patrulla y aviones militares tardaron en materializarse. Algunos residentes expresaron su frustración por el persistente flujo de migrantes mientras inspeccionaban recientemente dos grandes botes abandonados en un parque comunitario de los Cayos de Florida.

“Si vienen en botes, deben regresar en bote”, afirmó Ernest Vaile, un residente de Missouri quien pasa el invierno en Florida, mientras examinaba la embarcación de madera agrietada, acotando que no culpa a DeSantis. “Por lo que sé, cualquier cosa que DeSantis decida hacer será lo correcto”.

El episodio que se desarrolla en el sur de Florida ofrece un vistazo al liderazgo de DeSantis en momentos en que él está sopesando participar en una campaña para las primarias presidenciales republicanas en las que se medirá con el expresidente Donald Trump. El gobernador se ha ganado la admiración de muchos votantes republicanos en todo el país al defender políticas conservadoras de línea dura sobre asuntos ideológicos muy cargados –entre ellos la raza, el género y la inmigración–, pero a medida que analiza un anuncio de sus posibles aspiraciones presidenciales, DeSantis parece actuar con mucho más cuidado sobre los asuntos relacionados con la inmigración en su propio patio trasero.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

DeSantis ha guardado silencio sobre el tema luego de que se declaró el estado de emergencia y se activó la Guardia Nacional a través de un comunicado de prensa. Su oficina declinó responder varias preguntas sobre su postura hacia los migrantes cubanos. En el comunicado de prensa, culpó a la administración de Biden y ofreció empatía a los cubanos, una comunidad que suele favorecer a los republicanos en las elecciones estadounidenses.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Florida tiene una larga historia de ayudar a los refugiados, incluidos los cubanos y otros que huyen de los regímenes comunistas, a encontrar apoyo después de que llegan a Estados Unidos”, declaró.

Aunque DeSantis es conocido por un estilo de liderazgo similar al de Trump, sus aliados indican que el exfiscal militar educado en Harvard es más hábil para lidiar con los asuntos políticos delicados que el expresidente.

El exgobernador de Florida Jeb Bush, rival de Trump durante la campaña de 2016 y quien asistió a la segunda toma de posesión de DeSantis la semana pasada, lo elogió cuando se le pidió evaluar el acercamiento del gobernador a los temas candentes, como la inmigración.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU., junto con los funcionarios locales encargados de hacer cumplir la ley, abordan un velero que transportaba a más de dos docenas de inmigrantes haitianos cerca de Virginia Key, el 12 de enero de 2023, en Florida. (JOE RAEDLE / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP)
La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU., junto con los funcionarios locales encargados de hacer cumplir la ley, abordan un velero que transportaba a más de dos docenas de inmigrantes haitianos cerca de Virginia Key, el 12 de enero de 2023, en Florida. (JOE RAEDLE / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP) - Créditos: @JOE RAEDLE

“Diré que, en general, DeSantis ha hecho un buen trabajo como gobernador y Florida va viento en popa”, dijo Bush.

Y en el frente de los inmigrantes cubanos, DeSantis ha evitado parte de la retórica feroz que definió su punto de vista conservador sobre la situación en la frontera entre Estados Unidos y México, al menos hasta ahora.

Agencias AP y AFP