España y Croacia llegan entonados a su cruce de octavos

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
El volante español Dani Olmo pugna el balón con el polaco Kamil Glik en la Euro 2020, el sábado 19 de junio de 2021, en Sevilla. (David Ramos/Pool vía AP)
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

COPENHAGUE (AP) — Dani Olmo se encontrará con gente conocida cuando España enfrente a Croacia en los octavos de final del Campeonato Europeo.

De hecho, fácilmente pudiera estar jugando para Croacia en lugar de España en la Euro 2020.

El volante ofensivo desoyó los cantos de sirena de la selección croata tras llegar al Dínamo de Zagreb procedente de la cantera del Barcelona cuando apenas tenía 16 años y cumplió seis temporadas con el club.

Olmo nunca ha jugado en club de la primera división de España — se fue a RB Leipzig en 2020 — pero no lamenta su decisión de mantenerse fiel con su país natal.

“Existía interés por parte de la selección de Croacia, pero yo siempre he dejado claro mi postura, quería jugar con España, lo conseguí y estoy donde siempre he querido estar”, dijo Olmo.

Con 23 años, Olmo forma parte de un grupo de jóvenes jugadores que han recibido protagonismo en el equipo de Luis Enrique. Para este duelo contra Croacia, ha adoptado la función de ser una especie de experto sobre los rivales.

“He enfrentado a la mayoría de sus jugadores”, dijo Olmo. Creo que (Bruno) Petkovic “es un delantero muy completo, corpulento, que en partidos grandes se crece y hay que tener cuidado con él”.

Sin embargo, Croacia echará de menos a una de sus máximas figuras para el duelo en Copenhague luego que el atacante Ivan Perisic diera positivo por COVID-19. Perisic, autor de dos goles durante la fase de grupos, tendrá que permanecer aislado durante 10 días.

“Está estupefacto, al igual que todos nosotros”, dijo el técnico croata Zlatko Dalic. “Hemos perdido a uno de los mejores jugadores de la fase de grupo y tendremos que adaptarnos”.

Españoles y croatas llegan entonados tras comenzar el torneo a los tumbos.

La Roja goleó 5-0 a Eslovaquia en la última fecha de su grupo para clasificarse. Croacia dio cuenta 3-1 de Escocia para cerrar segunda detrás de Inglaterra en su llave.

También son selecciones con buenos pergaminos en los grandes torneos, aunque sus recientes trayectorias reflejan debilidad.

Croacia disputó la final del Mundial de Rusia 2018, perdiendo ante Francia. Aún mantiene a 13 de los integrantes de ese equipo.

España se proclamó campeona en tres grandes citas entre 2008-2012, incluyendo dos Eurocopas. Pero se fueron a casa tras los octavos de final de la Euro 2016 y el Mundial de 2018.

La Roja es una selección muy cambiada, con apenas siete jugadores con experiencias en citas de envergadura. Uno de esos veteranos, el centrocampista Sergio Busquets, reanimó al equipo al reaparecer frente a Eslovaquia tras dar positivo por el coronavirus en la víspera del torneo.

Luis Enrique ha mantenido el estilo de posesión en España, pero el conjunto evidencia falta de profundidad y acabó conformándose con empates en sus partidos ante Suecia y Polonia, rivales con un molde defensivo.

Croacia, sin embargo, arriesga más y no replegará para que España acapare la posesión.

“Cuando los españoles tienen la tenencia, han quedado algo en evidencia, les costó anotar en los primeros dos partidos”, comentó el zaguero croata Duje Caleta-Car. “Tenemos el personal que también es capaz de lucirse con la posesión y ahí puede estar nuestra oportunidad. Ellos no han pasado por eso, que otro les quite la pelota”.

Luis Enrique anticipa un “repliegue medio” de Croacia.

“Es la pregunta que nos hacemos siempre, el rival suele cambiar cuando juega contra nosotros. Croacia sabe lo que quiere hacer, me imagino que harán un repliegue medio, pero lo que va a determinar su actitud es el resultado", dijo el técnico español

El veterano volante croata Luka Modric ratificó con su gol ante Escocia que está más vigente que nunca a sus 35 años y volverá a ser el eje del juego de su selección.

“Es el motor y el corazón del equipo”, dijo Olmo sobre Modric. “Es el que lleva la batuta y todo el juego pasa por sus pies”.

En cuanto al ataque español, todas las miradas estarán puestas en Álvaro Morata. El delantero español fue víctima de insultos en las redes por fallar un penal ante Eslovaquia y sus desteñidas actuaciones en los primeros dos partidos, pese a que anotó ante Polonia.

Morata dijo que recibió amenazas dirigidas a sus hijos y que no pudo dormir tras el partido contra Eslovaquia. Pero España recuperó la pegada ante los eslovacos, dando indicios que no depende únicamente de Morata.

Esa es la mejor noticia para Luis Enrique.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.