El Gobierno sospecha de una puesta en escena

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Daniel Scioli, antes del partido: "Jugamos todos", escribió en Twitter
Twitter

El Gobierno argentino dejó entrever su sospecha de que detrás de la suspensión del partido entre Argentina y Brasil hubo una puesta en escena con condimentos políticos. Así lo aseguraron fuentes diplomáticas, en especial por la oportunidad elegida para cancelarlo, cuando ya había comenzado el encuentro y en plena televisación.

La presunción terminó por reforzarla la titular de Migraciones, Florencia Carignano, quien apuntó contra el protocolo. “Parece una puesta en escena”, disparó, en una serie de publicaciones en Twitter.

“Si Brasil consideraba el país de dónde venían los jugadores argentinos como zona de riesgo, más allá del protocolo establecido por la FIFA, podría haber actuado en el momento del ingreso a su territorio”, advirtió la funcionaria.

Así, Carignano señaló que las autoridades migratorias tienen herramientas para trazar la procedencia de una personas al presentar su pasaporte cuando ingresan a un país. “También los jugadores de fútbol”, dijo.

En este sentido, la titular de Migraciones cuestionó el proceder de las autoridades brasileñas. “Esperar tres días y meterse en el campo de juego suspendiendo un partido parece más una puesta en escena que una medida sanitaria”, lanzó Carignano.

Las afirmaciones de Carignano fueron difundidas también por el Ministerio del Interior, a cargo de Eduardo Wado de Pedro.

En tanto, la Cancillería argentina siguió los pormenores del escándalo a través de Daniel Scioli, embajador argentino en Brasil.

Scioli, acompañó al plantel, el cuerpo técnico y los colaboradores de la selección argentina de fútbol hasta el aeropuerto de San Pablo para que pudieran salir de Brasil sin inconvenientes , tras la suspensión en plena cancha del Corinthians del clásico sudamericano que se disputaba en el marco de las eliminatorias para el Mundial de Qatar del año próximo.

“El micro está en pista”, dijo el embajador al canal TN, al confirmar que la delegación argentina podrá abordar el avión en el aeropuerto de San Pablo.

En una afirmación que alimentó las sospechas de intencionalidad política, minutos después de la suspensión, Flavio Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro y senador, pidió que la Argentina sea severamente castigada. No obstante, las mismas fuentes la restaron importancia al mensaje en Twitter que publicó. “Habla para los propios”, señalaron.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Sin embargo, Scioli buscó bajarle el tono. “No veo intencionalidad política” , afirmó al canal TN. Agregó que se trasladó desde Brasilia a San Pablo para “estar cerca” de la selección tras varios días de suspicacias sobre lo que podría suceder con los jugadores argentinos que se desempeñan en clubes de Inglaterra, una procedencia que obliga a una cuarentena para ingresar a Brasil.

“Siempre interpretamos que estaba [el partido] encuadrado en las excepciones [que rigen para] los jugadores”, indicó Scioli, quien prefirió no ahondar en lo sucedido. “Me enfoqué en garantizar que la selección pudiera regresar a la Argentina”, subrayó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.