Erdogan dice que activará el veto si Suecia y Finlandia no cumplen su promesa

·2  min de lectura

Madrid, 30 jun (EFE).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, advirtió hoy de que vigilará que Suecia y Finlandia cumplan los compromisos que adquirieron para que Ankara levantara el veto a su entrada en la OTAN y que, de lo contrario, el Parlamento turco no aprobará el proceso de adhesión de los dos nórdicos.

"Esto es el comienzo. Seguiremos de cerca la aplicación de las promesas hechas en el memorándum y tomaremos medidas en consecuencia", dijo el líder turco en una rueda de prensa al final de la cumbre de la OTAN en Madrid, refiriéndose al documento firmando el martes por los tres países y que desbloquea la apertura del proceso de adhesión.

Preguntado sobre si reactivaría el veto, Erdogan aseguró que si los dos países no cumplen lo prometido, no se enviará al Parlamento turco la ampliación, que debe ser ratificada por todos los miembros de la Alianza.

"Esto no es un proceso rápido. Saben que hay que eliminar al PKK y a las YPG (dos grupos armados kurdos). Tienen que cambiar sus leyes para esto y hay que dar pasos", dijo el jefe del Estado, cuyo veto a los dos países se debía a que considera que dan apoyo y refugio a grupos, especialmente kurdos, que califica de terroristas.

De hecho, Erdogan afirmó hoy que entre los compromisos de Suecia se cuenta la extradición de 73 personas a Turquía, una afirmación sobre la que fue insistentemente preguntado por medios del país escandinavo.

"Esa es la promesa. Y la mantendrán", afirmó el líder turco.

El PKK, la guerrilla kurda activa en Turquía, está considerado terrorista por la Unión Europea y Estados Unidos, pero las YPG son una milicia siria aliada de Washington en su lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.

La Unión Europea ha advertido en el pasado de que cientos de personas, entre ellas políticos opositores, han sido arrestados en Turquía bajo cargos de terrorismo.

Preguntado hoy si Turquía tiene sitio en la OTAN cuando hay docenas de periodistas encarcelados, Erdogan calificó eso de "desinformación" y afirmó que no hay informadores entre rejas.

Erdogan también insistió en que el diálogo es la única forma de acabar con la guerra en Ucrania y que seguirá ejerciendo una "diplomacia telefónica" con los líderes de los dos países.

En ese sentido, recordó que Turquía está mediando activamente para aplicar un plan de la ONU para poder exportar grano por mar desde Ucrania y Rusia, y aliviar la escasez de alimentos en países de África y Asia, provocada por la invasión rusa.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.