Armenia y Turquía dan los primeros pasos para un acercamiento diplomático

·4  min de lectura

Moscú, 14 ene (EFE).- Armenia y Turquía dieron este viernes los primeros pasos para un deshielo diplomático al iniciar un largo y complicado proceso de acercamiento, cuyo objetivo será la "plena normalización de relaciones".

"Durante su primera reunión, que se celebró en un ambiente constructivo, los representantes especiales (de Armenia y Turquía) intercambiaron opiniones preliminares sobre el proceso de normalización", señalaron Ereván y Ankara en sendos comunicados tras el encuentro en Moscú.

De acuerdo con las dos partes, las negociaciones entre ambos países, que nunca han tenido relaciones diplomáticas, continuarán para alcanzar la "plena normalización".

A la vez, una y otra subrayan que el proceso de acercamiento se llevará a cabo sin condiciones previas, una postura que Armenia ya había expresado antes del inicio del primer encuentro con Turquía.

VISOS DE DESHIELO LEJOS DE FOCOS MEDIÁTICOS

Los emisarios para la normalización, el armenio Rubén Rubinián y el turco Serdar Kilic, mantuvieron su primer encuentro en la casa de protocolo del ministerio de Exteriores de Rusia.

Las deliberaciones, alejadas de todo foco mediático, se prolongaron durante una hora y media, según fuentes turcas.

"Fue una reunión constructiva", confirmó a Efe la asesora de Rubinián, Greta Zorunts.

Los dos países indicaron asimismo que la fecha y el lugar del segundo encuentro "se acordarán por canales diplomáticos".

El titular de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, se congratuló este viernes de la reunión armenio-turca y dijo que el papel de Rusia "se limita a ayudar a establecer un contacto directo" entre Ereván y Ankara.

¿ANTESALA DE CUMBRES BILATERALES?

El primer ministro armenio, Nikol Pashinián, no descartó previamente que pueda reunirse en un futuro con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, si el proceso de normalización marcha bien.

"Por ahora no hay nada acordado, pero si las negociaciones de Rubén Rubinián con su colega turco avanzan bien, les seguirán encuentros al más alto nivel", dijo el líder armenio a finales de 2021.

Erdogan, a su vez, se pronunció el año pasado a favor de una normalización paulatina de las relaciones con Armenia para abrir una nueva etapa en el Cáucaso Sur.

"Estamos dispuestos a trabajar con todas las partes que quieran aprovechar esta oportunidad histórica", dijo el líder turco, quien abogó por la reapertura de las comunicaciones de transporte en la región, que "conectarán a los países y ayudarán a superar muchos problemas".

SEGUNDO INTENTO

Se trata de la primera reunión entre las partes en casi 13 años tras el fracaso del intento de acercamiento que ambos emprendieron en 2009.

En la anterior ocasión, Armenia y Turquía llegaron a firmar unos protocolos para la normalización que finalmente nunca fueron ratificados por sus parlamentos.

En el marco del proceso iniciado, el entonces presidente turco Abdullah Gül hizo su primera visita a Armenia, mientras el exlíder armenio Serzh Sargsián viajó a Turquía.

Ereván y Ankara no tienen relaciones diplomáticas debido a la negativa de Turquía a reconocer el genocidio de 1,5 millones de armenios cometido en 1915 por el Imperio Otomano.

Eso no impidió que en 1991 Turquía se convirtiera en uno de los primeros países del mundo en reconocer la independencia de Armenia tras la caída de la Unión Soviética.

En 1993, debido a la falta de arreglo del conflicto en Nagorno Karabaj, Turquía decidió cerrar unilateralmente la frontera de cerca de 330 kilómetros con Armenia en solidaridad con Azerbaiyán, el derrotado entonces en la guerra por el control del territorio separatista.

A mediados de diciembre de 2021, un año después de que Bakú ganara con ayuda turca la segunda guerra de Karabaj, Ankara anunció que daría los primeros pasos para normalizar las relaciones con Armenia, como el nombramiento de representantes oficiales y el restablecimiento de vuelos directos.

Al día siguiente, Armenia se mostró dispuesta a lo propio sin condiciones previas, decisión que no todos ven con buenos ojos en el país y que también ha generado muchas críticas entre la numerosa diáspora armenia, surgida principalmente como consecuencia del genocidio y que prácticamente triplica la población actual de Armenia.

En 2014, a un año del centenario de la tragedia armenia, Erdogan expresó las condolencias de su país por los armenios que "perdieron sus vidas en el contexto de principios del siglo XX" en la primera declaración de este tipo sobre la matanza de los armenios, que sigue siendo tabú en Turquía.

Por el momento se desconoce cómo las partes esquivarán este espinoso tema durante futuras rondas y si los círculos académicos de ambos países lo podrán abordar independientemente de la agenda política oficial.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.