EEUU no trata de imponer su modelo a Centroamérica: enviado especial

·2  min de lectura
FOTO DE RCHIVO. El enviado especial del presidente estadounidense, Joe Biden, para el Triángulo Norte, Ricardo Zúñiga, da una conferencia de prensa en San Salvador

SAN SALVADOR, 9 abr (Reuters) - El enviado especial del Departamento de Estado estadounidense para el Triángulo Norte de Centroamérica, Ricardo Zúñiga, dijo el viernes que su país no intentar imponer su modelo a la región, aunque advirtió que la corrupción detona la migración, al final de una gira por dos países del área.

Zúñiga visitó esta semana Guatemala, donde se reunió con el gobernante Alejandro Giammattei; y El Salvador, donde se entrevistó con la canciller, Alexandra Hill, para analizar el repunte migratorio a Estados Unidos desde el Triángulo Norte, formado por esos dos países y Honduras.

"Nosotros no estamos tratando de imponer un modelo de los Estados Unidos, estamos ayudando a nuestros socios a implementar sus propias leyes", afirmó el funcionario estadounidense nacido en Honduras en rueda de prensa desde San Salvador.

"Sin duda, la cuestión acerca de la corrupción es algo que afecta las condiciones en Centroamérica de una forma importante, porque la percepción de la impunidad (...) tiene un impacto de desanimar a la población", agregó.

Zúñiga reveló, además, que conversó el viernes por teléfono con el canciller de Honduras, Lisandro Rosales, el único país que no fue incluido en su viaje de esta semana por la región, de donde proviene una parte importante de la migración hacia Estados Unidos.

"Siempre platicamos sobre asuntos de interés mutuo (...), siempre hablamos de casos de corrupción y la importancia de atender esos problemas", aseguró cuando una periodista le preguntó si habían tratado la reciente condena por tráfico de drogas de un hermano del mandatario Juan Orlando Hernández.

Zúñiga, quien aclaró que no incumben al Departamento de Estado estadounidense cuestiones vinculadas al Departamento de Justicia, afirmó que su país continuará "trabajando estrechamente" con la nación centroamericana y que las conversaciones de este viernes "fueron buenas y fructíferas".

Por sus vínculos con el narcotráfico, la justicia estadounidense condenó a fines de marzo a cadena perpetua a Juan Antonio "Tony" Hernández, hermano del presidente hondureño, quien también ha sido señalado por narcotraficantes de haber recibido sobornos de grupos criminales.

(Reporte de Nelson Rentería en San Salvador; Reporte adicional de Gustavo Palencia en Tegucigalpa; Escrito por Raúl Cortés; Editado por Diego Oré)