Reportan la muerte de seis salvadoreños en EE.UU., Italia y España por COVID-19

Agencia EFE

San Salvador, 28 mar (EFE).- El Gobierno de El Salvador informó este viernes de que seis salvadoreños han muerto en Estados Unidos, España e Italia por la pandemia del coronavirus.

El Ministerio de Relaciones Exteriores indicó que de las seis víctimas, tres fallecieron en EE.UU., dos en España y una en Italia, y las edades oscilan entre los 52 y los 72 años.

Señaló que ante estos casos, las embajadas y consulados acreditados en cada país "están en comunicación constante con las familias de las víctimas, apoyándolas con la asistencia requerida en esta situación, y con los protocolos establecidos por las autoridades correspondientes".

"El personal de nuestras representaciones diplomáticas y consulares en estos lugares están dando seguimiento a las necesidades de los familiares y verificando su estado de salud", añadió la Cancillería.

Exteriores llamó a los salvadoreños en todo el mundo a "acatar todas las medidas establecidas por las autoridades del lugar donde se encuentran para resguardar su salud".

Estados Unidos superó ya con más de 85.000 casos de coronavirus a China y a Italia como el país del mundo con más contagios, siendo el estado de Nueva York su gran foco, con casi 39.000 positivos.

Los muertos por COVID-19 en Estados Unidos rozan los 1.300 tras el fallecimiento de al menos 266 personas este miércoles, unos números que todavía le sitúan poco detrás de Italia, España, China, Irán y Francia en cuanto a muertes se refiere.

Italia sigue siendo el país con el mayor número de víctimas mortales, 9.134 tras sumar 969 muertes hasta el viernes, un aumento récord esta pandemia.

Por su parte, España reporta 4.858 fallecidos y los contagiados suman 64.059, según las cifras divulgadas el viernes por el Ministerio español de Sanidad.

La pandemia, y las medidas de aislamiento subsiguientes dictadas prácticamente por todos los gobiernos, han obligado a las empresas, las universidades, los profesionales autónomos y a todos aquellos cuya presencia física en su lugar de trabajo no es imprescindible, a adoptar mecanismos de teletrabajo, que en muchas ocasiones se han tenido que improvisar aprovechando los recursos que brindan las nuevas tecnologías.

(c) Agencia EFE