Se entregó a las autoridades un hombre clave del imperio empresarial de Donald Trump

·3  min de lectura
Trump, Allen Weisselberg y Donald Trump Jr.
Trump, Allen Weisselberg y Donald Trump Jr.

NUEVA YORK.- Esta mañana bien temprano el gerente financiero de la Organización Trump, Allen Weisselberg, se entregó a las autoridades ante la expectativa de que se presentarán cargos en contra suyo y de la empresa del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Weisselberg, quien manejó la firma cuando el republicano estaba en el Salón Oval, fue visto mientras ingresaba a los tribunales en Manhattan alrededor de las 6.20 de la mañana, acompañado por su abogada. Se prevé que los fiscales de Nueva York anuncien en las próximas horas la primera acusación criminal tras dos años de investigar las prácticas empresariales de Trump.

Aguas Blancas: el reino del narcotráfico donde los contrabandistas imponen las reglas

¿Cuáles son los cargos que podrían afrontar? A la empresa y a Weisselberg se los acusa de delitos fiscales relacionados con beneficios complementarios para los empleados, engaño a prestamistas y aseguradores y fraude fiscal, aunque en los últimos meses el enfoque se redujo a los impuestos sobre los beneficios.

De todos modos las denuncias seguían bajo secreto judicial para ser presentadas por la tarde en una audiencia de instrucción en un tribunal estatal, de acuerdo con dos personas al tanto del asunto y que hablaron bajo la condición de no ser identificadas.

Si bien Trump enfrentó múltiples investigaciones de fiscales federales y estatales durante su gestión al frente de la Casa Blanca, esta es la primera acusación contra su compañía y por las actividades que realizó durante el tiempo en que él estuvo al mando, de acuerdo con lo publicado por la cadena CNN.

Por el momento no hay indicios de cargos contra Trump mismo, en esta etapa de la investigación, que encabezan conjuntamente el fiscal de Manhattan, Cyrus Vance Jr., y la secretaria de Justicia de Nueva York, Letitia James.

El Gobierno tomó el control de la Hidrovía al menos por un año

La postura del expresidente

Ayer Trump estuvo en Texas y ante varias preguntas de los periodistas sobre el caso decidió no dar respuestas. Sin embargo días antes el republicano había calificado a los fiscales de Nueva York de “groseros, rencorosos y totalmente prejuiciosos”. Asimismo había asegurado que las acciones de su empresa eran acordes con las “prácticas estándar en toda la comunidad empresaria de Estados Unidos y de ninguna manera criminales”.

Días atrás, Ron Fischetti, uno de sus abogados, también se había mostrado molesto por estos avances y había asegurado: “Es indignante. No tiene precedentes. Nunca antes sucedió algo así”.

Por su parte, desde la Organización Trump dijeron hoy que la inminente inculpación de Weisselberg es “un intento de dañar al expresidente”. ”Esto no es justicia, es política”, declaró un portavoz de la empresa del magnate en un comunicado citado por varios medios estadounidenses.

Las primeras versiones indican que los cargos a presentar están vinculados con beneficios que la empresa dio a sus altos directivos, tales como el uso de apartamentos y autos y el pago de matrículas escolares.

Este giro en las investigaciones podría complicar el futuro político de Trump, que considera una posible candidatura a la Casa Blanca en 2024. Ante este escenario, su empresa podría enfrentar multas y otras sanciones.

La Trump Tower en Nueva York
La Trump Tower en Nueva York


La Trump Tower en Nueva York

Agencias AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.