Empresas de medios australianos obtienen más de Google a las puertas de una nueva ley

Byron Kaye
·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Un smartphone con el icono de la aplicación Google delante de la bandera australiana en esta ilustración

Por Byron Kaye

SÍDNEY, 17 feb (Reuters) - Australia se adjudicó el miércoles una victoria inicial en una prolongada batalla por las licencias con Google, ya que empresas de medios de comunicación se aprestaron a anunciar acuerdos de contenidos con el gigante de Internet serían mucho más lucrativos que los de sus competidores internacionales.

Un mes después de que la empresa propiedad de Alphabet Inc. amenazara con cerrar su motor de búsqueda en Australia para evitar lo que calificó de leyes de contenidos "inviables", las dos mayores cadenas de televisión en abierto del país han llegado a acuerdos por un valor conjunto de 60 millones de dólares australianos (47 millones de dólares) al año, según los medios de comunicación.

Esta cifra es muy superior a los 76 millones de dólares que Google repartirá entre 121 editores en Francia a lo largo de tres años, lo que representa una media de 209.000 dólares al año por editor, según informa Reuters.

Los acuerdos australianos se producen días antes de que el Gobierno apruebe leyes que le permitan designar un árbitro para fijar las tarifas de contenidos de Google en caso de que no pueda llegar a un acuerdo de forma privada. Se trata de una cuestión que figuras del Gobierno y de los medios de comunicación consideran un punto de inflexión para unas negociaciones que se estancaron un año antes.

"No creo que hubieran podido conseguir esa cantidad de dinero si hubieran tenido que seguir el tipo normal de negociaciones con una empresa tan poderosa", dijo Paul Budde, analista independiente de internet, refiriéndose a las empresas de medios de comunicación australianas.

Google y Nine no quisieron hacer comentarios sobre las informaciones no contrastadas publicadas el miércoles en periódicos de Nine, que afirmaban que las empresas habían llegado a un acuerdo. Seven y Google dijeron dos días antes que habían llegado a un acuerdo, sin dar datos financieros.

Aunque los acuerdos individuales significan que Google evita un árbitro designado por el Gobierno con esas compañías, el ministro de Hacienda australiano, Josh Frydenberg, dijo que seguiría adelante con la ley.

La rama australiana de News Corp, un grupo controlado por el magnate Rupert Murdoch, que ha liderado una campaña de años para hacer que los gigantes de Internet paguen por los contenidos que dirigen el tráfico a sus plataformas, aún no ha firmado un acuerdo con Google. News Corp, propietaria de dos tercios de los periódicos de las principales ciudades de Australia, no respondió a solicitudes de comentarios enviadas por Reuters.

(Información de Byron Kaye; Edición de Sam Holmes; traducido por Tomás Cobos)