Emperadores de Japón parten a Reino Unido para atender exequias de Isabel II

·2  min de lectura

Tokio, 17 (EFE).- Los emperadores de Japón, Naruhito y Masako, partieron hoy a Reino Unido para acudir al funeral de Estado de la reina Isabel II, en lo que supone su primer viaje al extranjero desde que ascendieron al trono en 2019.

Para la emperatriz, que ha estado batallando durante años contra una enfermedad provocada por el estrés, supone además su primer viaje al extranjero desde que asistió a la coronación del rey Tupou VI de Tonga en 2015.

No es tradición que los emperadores de Japón acudan a funerales, algo que solo ha sucedido en una ocasión, cuando el ahora emperador emérito, Akihito, y su mujer, Michiko, estuvieron presentes en las exequias por el rey Balduino de Bélgica en 1993.

Ni Akihito ni Michiko, de 88 y 87 años respectivamente, acudirán en esta ocasión a Londres.

El viaje de Naruhito y Masako, que demuestra los fuertes lazos entre la familia real británica y el trono del crisantemo, se produce después de que el Ejecutivo nipón confirmara su asistencia a raíz de una invitación para dos representantes cursada por el Gobierno de Londres.

De este modo, el primer ministro japonés, Fumio Kishida, tampoco acudirá a la ceremonia que se celebra el próximo lunes 19 de septiembre en la Abadía de Westminster.

El propio Akihito acudió a la coronación de Isabel II en 1953 en representación de su padre, el entonces emperador Hirohito, que visitó el Reino Unido en 1971.

La monarca británica visitó después Japón en 1975, y Akihito, ya coronado emperador, viajaría de nuevo en 1998 a Reino Unido, a donde regresaría en 2012 para atender las celebraciones del jubileo de diamante de Isabel II.

La familia real británica invitó a Naruhito y a Masako a visitar las islas tras su subida al trono en 2019, pero el estallido de la pandemia truncó el viaje.

La pareja imperial aterrizará en el aeropuerto londinense de Stansted en la tarde del domingo (hora local británica) y ambos se hospedarán en el hotel Claridge's antes de volar de regreso a Tokio el martes.

(c) Agencia EFE