Emma Thompson se divierte siendo una villana en "Cruella"

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 27 (EL UNIVERSAL).- A lo largo de su carrera la actriz británica Emma Thompson ha obtenido reconocimientos como el Oscar, Globo de oro y Emmy, gracias a su trabajo en el cine y televisión.

A sus 62 años continúa encontrando nuevos retos actorales y esta vez es de lado de Emma Stone como protagonistas de la nueva cinta de Disney "Cruella".

Thompson da vida a la Baronesa -nueva en el universo nacido de "101 dálmatas"- quien se convierte en la pesadilla de una joven Estella/Cruella (Stone).

"Creo que si mi esposo hubiera estado en el set habría dicho 'y no necesito actuar realmente'", bromea la actriz.

Thompson participó en una conferencia virtual junto a Stone como parte de la promoción del filme que este fin de semana llega por fin a salas de cine y a la plataforma Disney+ con un costo adicional.

El largometraje es de los primeros grandes lanzamientos en salas luego de la pandemia del Covid-19.

"Me divertí haciendo este personaje porque por muchos años me han preguntado si podría interpretar un villano, y pasé décadas interpretando lo que mi madre solía llamar 'buenas mujeres con vestidos' y ahora tengo que hacer a una mujer realmente mala en vestido", comentó.

Así como Cruella, la Baronesa es una figura dedicada a la moda, de hecho en el filme el personaje de Stone quiere ser como ella por el reconocimiento que tiene en la industria del vestido. Sin embargo también es malvada y una amenaza para la protagonista.

"Oh, Dios, los vestidos, ellos me vistieron a mí. Pasé el mejor tiempo y cada vez que Emma y yo íbamos al set nos veíamos la una a la otra y nos dábamos la vuelta frente a la otra, estábamos como si fuéramos esculturas o trabajo de arte o algo y lo éramos. De cierta forma todos crearon a la Baronesa y yo sólo me paré en ella y dije sus líneas".

Como relata Thompson, uno de los mayores atractivos del filme, además de las "Emmas", es la parte visual. El diseño de vestuario estuvo a cargo de Jenny Beavan mientras que el maquillaje fue de Nadia Stacey.