Embarazada de Texas recurre a anulación de Roe para impugnar multa por utilizar carril de alta ocupación

·3  min de lectura

Una mujer de Texas sostiene que, si el Tribunal Supremo considera que el feto que lleva dentro de su útero es una vida humana, esa lógica debería aplicarse también a las normas de circulación, o más concretamente, al carril para compartir coche.

El 29 de junio, solo cinco días después de que el Tribunal Supremo anulara el caso Roe vs. Wade, la sentencia de 1973 que había afirmado el derecho constitucional al aborto en todo el país, Brandy Bottone, embarazada de 34 semanas, fue detenida por la policía tras salir del HOV (carril de vehículos de alta ocupación) solo con ella en el auto.

“¿Hay alguien más en el auto?” le preguntó el agente de policía a Bottone, mientras relataba su historia a The Dallas Morning News. “Le dije que sí”, dijo la oriunda de Plano al medio de comunicación, añadiendo que había señalado su estómago y explicado que estaba a pocas semanas de dar a luz a una niña que pronto ocuparía un asiento de bebé en su vehículo.

“Oh, no. Tiene que haber dos personas fuera del cuerpo”, le comentó el agente, según Bottone.

Brandy argumenta que le citó al agente la resolución del Tribunal Supremo de hace apenas unos días, pero que este se desentendió y le puso una multa de US$275.

En el sitio web del Departamento de Transporte de Texas se indica que los vehículos autorizados a utilizar los carriles HOV deben estar “ocupados por dos o más personas o por un motociclista”.

Brandy Bottone está embarazada de 34 semanas y cree que eso le daba derecho a utilizar el carril de vehículos compartidos a pesar de que un policía le puso una multa de US$275 por ser la única “persona” en el vehículo (NBC DFW/captura de pantalla de vídeo)
Brandy Bottone está embarazada de 34 semanas y cree que eso le daba derecho a utilizar el carril de vehículos compartidos a pesar de que un policía le puso una multa de US$275 por ser la única “persona” en el vehículo (NBC DFW/captura de pantalla de vídeo)

El código de transporte no especifica si las personas embarazadas se cuentan como dos personas, pero la impugnación de la multa de Bottone podría basarse en el propio código penal del estado, que estipula que un niño no nacido se considera un ser humano.

Aprobada en septiembre de 2021, y respaldada desde la revocación de Roe vs. Wade en junio, la Ley de latidos del Estado de la Estrella Solitaria prohíbe que se realicen procedimientos de aborto después de seis semanas, o después de que se detecte actividad cardiaca embrionaria o fetal.

“Esto me hace hervir la sangre”, señaló Bottone. “¿Cómo puede ser esto justo? Según esta nueva ley, esto es una vida”.

La madre embarazada tiene previsto impugnar la multa en los tribunales el 20 de julio, y el hecho de que gane o pierda, dice, no cambia el hecho de que está indignada por la doble moral.

“Realmente no creo que sea correcto porque una ley lo dice de una manera, pero otra ley lo dice de otra manera”, declaró a NBC DFW en una entrevista tras el incidente.

Un abogado de apelaciones de Dallas que habló con el medio de comunicación para el reportaje dice que el desafío de Bottone presenta un punto interesante y revela los posibles casos legales que pueden surgir a raíz de la revocación de Roe.

“Es terreno inexplorado en el que nos encontramos ahora”, indicó Chad Ruback. “No hay ningún estatuto de Texas que diga qué hacer en esta situación”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.