Elisa Carrió dijo que Alberto Fernández no tiene autoridad y acusó al Gobierno de querer dividir a la oposición

Gabriela Origlia
·3  min de lectura
A las 11.23, Elisa Carrió depositó su voto en la urna
A las 11.23, Elisa Carrió depositó su voto en la urna

CÓRDOBA.- Ante un auditorio de empresarios cordobeses, Elisa Carrió calificó ayer de “desesperado” al Gobierno por ser “bifronte”. Y añadió: “Un Presidente sin autoridad, totalmente fuera de sí con una mujer con mucho miedo y poder de daño, no de construir”.

En esa línea, la líder de la Coalición Cívica pidió no dejar que Cristina Kirchner avance. “Guarda que el Gobierno financia los extremos para romper la unidad, unidad que debe ser flexible, pero ética”, enfatizó y pidió preguntarle a Javier Milei “quién lo financia para hacer una campaña nacional”.

La exdiputada afirmó que la geopolítica de la Argentina está “jugando para las dictaduras” y reiteró que la “diplomacia de las vacunas” fue vía Cristina Kirchner. “Eso hace imposible lo que haga (Martín) Guzmán. El problema no es Guzmán sino la desconfianza en la Argentina”. Aseguró que la Argentina hoy “no tiene salida” y “sobrevive gracias a los dólares” del campo.

La Corte Suprema cita a una conciliación entre Ciudad y Nación por el recorte de fondos

Habló ante empresarios cordobeses en una reunión virtual organizada por la Bolsa de Comercio de Córdoba. Allí contó que, con 65 años, no se vacunará contra el coronavirus como un “acto de protesta personal” contra las “dictaduras”.

Advirtió que “nunca” vio tanta “fragmentación”, ni siquiera en la crisis 2001-2002. “No juguemos a la confrontación. Soy un halcón inteligente y no voy a hacer ese juego”, reiteró. En ese sentido dijo que no quiere “nada” pero que estará “para la unidad”. Se autoproclamó como el “Same de la provincia de Buenos Aires, la contención. Voy a trabajar para la unidad”.

Carrió señaló que está hablando con todos los del Junto de Cambio, “incluso con Mauricio, porque ambos estábamos cansados, porque hubo errores en el gobierno”. Enumeró por ejemplo las tarifas y el manejo del sistema previsional.

En su presentación –en la que fue saltando de un tema a otro-, dijo que los argentinos “estamos en la decadencia final”. Y agregó: “No hagamos más diagnósticos. Cuando todo un Poder Judicial está pendiente de los caprichos de una señora y que un corrupto, un convicto va a hablar en la Universidad de Buenos Aires, se acabó el último faro”. La referencia fue a Amado Boudou, invitado a participar de un seminario dictado por la carrera de Comunicación de la UBA el 3 de mayo.

“Ni con estos impuestos, ni con esta desconfianza, ni con un dólar pisado, sin poder traer insumos, sin abrirse como está pidiendo Uruguay para el Mercosur, no hay salida”, repitió y planteó que hay “mucha gente” que podría generar empleo pero no lo hace con el sistema de doble indemnización. “Una Pyme no se arriesga a perder ese capital. Ser legal en la Argentina es imposible”, insistió y ratificó que esa fue una diferencia que siempre marcó en Juntos por el Cambio, donde impulsó una “revolución tributaria, donde todos paguen menos”.

Daniel Scioli: “La que estuvo disociada durante su gestión fue Vidal; por eso perdió por 14 puntos”

En su presentación tuvo tiempo para chicanear a los hombres de negocio, mayoría en la audiencia: “Ustedes se van a joder, ustedes los empresarios, porque no me votaron en el 2007, lo votaron a (Roberto) Lavagna porque temían que su mujer –su mujer- gobierne la Nación y al final el proceso terminó con Cristina (Kirchner). Ahora ya es tarde porque estoy vieja, pero estoy espléndida”. También les dijo que formó un partido de cuadros porque “nunca aceptó plata” de los empresarios.

Cuando habló de geopolítica, definió a la hidrovía como “mucho más importante” que las islas Malvinas; subrayó que “hace a la soberanía; llega a Oro Negro en el Amazonas”. La concesión de esa autovía fluvial vence el 31 de este mes y todavía no se presentaron los pliegos de licitación ni se definió la prórroga al actual concesionario. Hay empresas chinas interesadas en el negocio, además de europeas.