Elecciones en Chile: Irina Karamanos, la pareja de Gabriel Boric que llama a “repensar” el rol de la primera dama

·6  min de lectura
Gabriel Boric junto as u pareja, Irina Karamanos, en la celebración del triunfo de Apruebo Dignidad
Luis Hidalgo

Están en pareja hace dos años y medio, pero ella recién entró en escena semanas atrás, cuando subió al escenario para acompañarlo en su discurso político, tras haber conseguido pasar a la segunda vuelta electoral. Hasta entonces, Gabriel Boric, el candidato de izquierda que con sus 35 años se convertirá en el presidente más joven de Chile, la llamaba “compañera”. Ahora la llama por su nombre: Irina.

Reservada y de bajo perfil, Irina Karamanos mantiene su cuenta de Instagram en modo privado y se muestra vergonzosa cuando le preguntan por Boric. Algunos creen que la militante feminista ha aumentado sus apariciones públicas junto a él de cara al ballottage en un intento por seducir a aquellos votantes más tradicionales que exigen que el candidato esté acompañado.

Pero hay un detalle que rompe con esa ilusión conservadora: Karamanos adelantó que podría renunciar a su rol de primera dama si su pareja resultaba electo hoy, algo que finalmente sucedió, y con una ventaja mayor a la pronosticada.

“Opinaría que es un cargo que merece ser repensado porque estamos en tiempos distintos, han cambiado muchísimas cosas y hay que repensar el poder y las relaciones que emergen de él”, dijo la semana pasada en un programa televisivo al que acompañó al candidato de izquierda desde la tarima del público.

Y en eso cuenta con el apoyo de Boric. En julio de este año, el referente de Apruebo Dignidad –la coalición que reúne al Frente Amplio y a Chile Digno, bloques integrados, entre otros partidos, por Convergencia Social y el Partido Comunista– fue más contundente que su pareja. Dijo que suprimiría la figura de primera dama porque “no tiene ningún sentido”.

“No pueden haber cargos en el Estado que tengan que ver o estén relacionados con el parentesco del Presidente o con nadie”, manifestó el izquierdista en declaraciones radiales, y remarcó: “Hay que generar una instancia que sea transparente, en función de méritos y de carreras funcionarias, y no de lazos de sangre o afinidad con el Presidente”.

Para mitad de año, el candidato todavía no había hecho referencia a su estado civil. Fue en octubre cuando, también en una entrevista radial, dijo: “Estoy soltero y con una compañera a quien adoro ya desde hace dos años y medio”.

Quién es Irina Karamanos

Karamanos tiene 32 años, estudió Antropología y Ciencias de la Comunicación en Alemania y milita en el mismo partido que su novio, Convergencia Social, dentro del cual lidera el Frente Feminista. Allí ha tenido que llevar tranquilidad recientemente, tras la reaparición de una denuncia de acoso contra el candidato presidencial, que data de 2012.

Pero la descendiente de griegos –su padre, Jorge Karamanos, dirigió la comunidad helénica de Santiago en los años ‘80– no se pronunció individualmente respecto del tema, sino que lo ha hecho por vía institucional, amparada en el frente que integra.

“No podemos retroceder ni un paso (...) nosotras estamos unidas por Boric”, arengan en las redes sociales del espacio feminista, en las cuales se recupera, a modo de contraataque, el “historial machista” del otro candidato presidencial, el ultraconservador José Antonio Kast, quien se aferra a aquella denuncia como estrategia de campaña.

Karamanos logró consolidar un grupo de militantes aguerridas al programa de gobierno de Boric, a quienes llamó el 21 de noviembre desde el búnker de Apruebo Dignidad para transmitirles tranquilidad, luego de que se conociera que Kast había ganado la instancia electoral con el 27,9% de los votos, y que su favorito había quedado por detrás, con un 25,8% de adhesiones.

“Démonos ánimo por mientras, porque, al menos hoy, pienso que hay que sobreponerse y sacar la energía que no solo es necesaria cuando vamos bien”, fueron sus palabras, según constató el diario La Tercera.

Los medios chilenos aseguran que la cientista social es la consejera política y confidente de Boric, y que fue una de las encargadas de recolectar las 34.000 firmas que necesitaban para inscribir a la coalición en el ring electoral. Él sostuvo, durante el acto de cierre de comicios, que su familia y su “compañera” son sus “pilares” para “pararse” ante el público.

“Con Gabriel somos parte del mismo proyecto político, compartimos estas convicciones y esperanzas concretas de aportar a construir una sociedad alternativa. Ese es el horizonte y principal responsabilidad hoy”, indicó Karamanos, también a La Tercera.

Sus propuestas

Alineada con su pareja, la abanderada del feminismo ha dicho en televisión que repudia al Partido Republicano porque le resulta “un peligro” que se funden partidos políticos que hacen “apología de la violación de derechos humanos” –en referencia al respaldo de Kast al dictador Augusto Pinochet– y que aprueba la legalización de las drogas blandas.

Pero se atrevió a ir más allá que Boric en temas de orden y seguridad. “Hay que hablar sobre el crimen organizado, el control de armas, hay que hablar de la seguridad, la relación entre carabineros y narcotraficantes”, clamó en un panel del programa político Sin Filtros, en el cual solía participar.

Recién en el segundo tramo de su campaña, el candidato de izquierda ha puesto mayor foco en aquellos temas, ejes de campaña de Kast –quien busca “restaurar el orden” en Chile–, con las fichas puestas en ampliar su base electoral.

Irina Karamanos es una de las líderes del Frente Feminista del partido Convergencia Social
Irina Karamanos es una de las líderes del Frente Feminista del partido Convergencia Social


Irina Karamanos es una de las líderes del Frente Feminista del partido Convergencia Social

“Chofa” –como la apoda Boric, por el gusto que ambos tienen por los alcauciles– es partidaria del derecho a voto “al menos a los 16, y en algunas votaciones, quizás, a los 14″. Aseguró, en su rol de panelista, que aquellos actores “son los que se ven más amenazados en su futuro” y los que suelen movilizarse en la calle. “Es tremendamente injusto que no puedan incidir políticamente en el devenir del país”, opinó.

En su reciente aparición televisiva, cuando acompañó a Boric al programa del famoso conductor chileno Don Francisco, Karamanos afirmó que con su novio viven un “proceso de encantamiento con muchas luces y colores”.

“No hay que adelantarse a las cosas sino que enfrentar los desafíos día a día. Y así lo estamos haciendo”, respondió a la primera consulta del conductor, respecto de si se transformaría en primera dama. Tras la insistencia, detalló que lo “repensaría”.

Lo cierto es que, en caso de hacerlo, no sería la primera mujer latinoamericana en renunciar al cargo. En México, Beatriz Gutiérrez Müller se quitó el título de primera dama cuando su marido, Andrés Manuel López Obrador llegó a la presidencia en 2018. Explicó que lo consideraba “clasista” y que la “compañera de un presidente no debe ser una sombra complaciente y silenciosa ante un sistema que perpetúa las desigualdades”. En la Argentina, cuando asumió Néstor Kirchner, en 2003, fue la actual vicepresidenta, Cristina Kirchner, quien pidió que se la llamara “primera ciudadana”, aunque el rol de primera dama no tiene en el país un marco legal.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.