Elecciones 2021: el oficialismo apura para mayo la ley que posterga las elecciones

Laura Serra
·4  min de lectura
Cristian Ritondo saluda a Eduardo de Pedro y Sergio Massa en la última reunión entre el oficialismo y Juntos por el Cambio, en la Cámara de Diputados, ante la mirada del radical Mario Negri
Maximiliano Vernazza/Prensa Diputados.

El oficialismo apura a la oposición y anticipó que durante la segunda semana de mayo el Congreso debería aprobar la ley de postergación de la fecha de los comicios para respetar los plazos que impone el Código Nacional Electoral. El bloque de Juntos por el Cambio ya recibió el borrador que elaboró el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, y se comprometió a dar una respuesta esta semana.

La iniciativa, que todavía no se formalizó, propone diferir por un mes el calendario electoral previsto para este año con el argumento de la pandemia. De aprobarse, las primarias –que originalmente están previstas para el 8 de agosto– se celebrarían el 12 de setiembre, mientras que las generales –fijadas para el 24 de octubre– se pasarían al 14 de noviembre. De Pedro, durante la reunión que compartió con los líderes parlamentarios de Juntos por el Cambio el jueves pasado, justificó este diferimiento en el temor a un pico de contagios no solo de coronavirus, sino de las enfermedades respiratorias que habitualmente se dan en invierno.

Tensiones crecientes: Horacio Rodríguez Larreta busca hacer pie entre el ala dura de Pro y la Casa Rosada

Este aplazamiento permitirá dejar atrás el período de bajas temperaturas y mayor circulación de enfermedades respiratorias y avanzar en la campaña de vacunación ”, se indica en los fundamentos del borrador del proyecto, donde se reconoce que se respetarán todos los plazos fijados por el Código Nacional Electoral, salvo dos excepciones: se reduciría de 50 a 45 días previos a la elección general el plazo para que las juntas partidarias proclamen sus candidatos con el propósito de garantizar un plazo suficiente para la realización del escrutinio definitivo de las PASO, el proyecto propone.

También pospone cinco días el inicio de la campaña electoral de las elecciones generales para que coincida con la proclamación. “El cronograma propuesto permite realizar los comicios con la antelación suficiente para que las autoridades electas asuman sus cargos al vencimiento de los mandatos de las actuales autoridades, en el mes de diciembre”, cierra el texto del borrador.

1
Twitter


Cristian Ritondo, Mario Negri y Juan Manuel López, los jefes de bloque de Juntos por el Cambio en Diputados (Twitter/)

Los dirigentes de Juntos por el Cambio analizaron el viernes pasado la propuesta de manera informal. La decisión se tomará el martes próximo, cuando se reúna la conducción nacional de la coalición. Las posiciones están divididas. El ala dura de Juntos por el Cambio teme que el oficialismo le tienda una trampa y finalmente suspenda las primarias. En este sector están enrolados quienes no quieren concederle al oficialismo más tiempo para que llegue en mejores condiciones políticas y económicas a la elección.

El ala moderada, sin embargo, sostiene que la propuesta del Gobierno es “razonable” si se considera que la pandemia podría agudizarse durante los meses de invierno. Igualmente, exige todas las garantías de que las primarias no se suspenderán.

“Nuestra intención es darle una respuesta al oficialismo esta misma semana. Este tema debe ser resuelto lo antes posible; no podemos demorarnos en una decisión porque cualquier demora en definir una postura sería funcional al oficialismo . Nosotros, como oposición, debemos concentrarnos en nuestra agenda”, sostuvo un encumbrado miembro del espacio opositor.

¿Qué sucederá si impera la postura del ala dura de Juntos por el Cambio y el principal espacio opositor decide postergar una definición o bien rechazar la propuesta del oficialismo? “En ese caso, vamos a impulsar la suspensión de las elecciones primarias”, desafiaron desde el oficialismo, a sabiendas de que esa es una alternativa que Juntos por el Cambio no toleraría. “Más del 60% de la población, según las encuestas, avala que las PASO sean suspendidas en este contexto de pandemia, por el costo que insumen. Además, tenemos los votos más que suficientes en el Congreso para hacerlo”, afirman.

Sin embargo, esta postura extrema sería el último recurso al que apelaría el oficialismo. El Gobierno se propuso que la ley, por su trascendencia institucional, sea aprobada por amplio consenso en el Congreso; es por ello que De Pedro se avino a reunirse con los jefes parlamentarios de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados para llevarles su propuesta, pese a que la relación entre el Gobierno y el principal espacio opositor es actualmente tirante.

Adelanto del libro “Mi camino”. María Eugenia Vidal, íntima: “El miedo a dejar de ser yo”

De Pedro prometió hacer lo propio con los referentes de los restantes bloques de la oposición, pero la convocatoria todavía no llegó . Ofuscados, los integrantes de Consenso Federal –que responden a Roberto Lavagna– denunciaron un acuerdo entre el macrismo y el oficialismo para modificar las reglas en plena carrera electoral.

En dos reuniones ya cocinaron todo entre ellos (el Frente de Todos y Juntos por el Cambio). Pusieron nuevas fechas y definieron que este año no habrá boleta única de papel . Tal vez crean que los ciudadanos votantes de ellos valen mucho más que los que nos eligieron a nosotros”, despotricó el jefe del bloque de diputados de Consenso Federal, Alejandro “Topo” Rodríguez.