El tremendo congestionamiento de barcos cargueros que agobia al puerto de Los Ángeles

·4  min de lectura

En las aguas costeras de California, frente a los puertos de Los Ángeles y Long Beach, se registra un tráfico comparativamente tan congestionado como el que agobia a los conductores de autos que desesperan en carreteras vueltas estacionamientos durante las horas punta.

Un barco de carga de contenedores ingresa en el Puerto de Los Ángeles, California. (Mario Tama/Getty Images)
Un barco de carga de contenedores ingresa en el Puerto de Los Ángeles, California. (Mario Tama/Getty Images)

Pero lo que sucede en el Océano Pacífico a la entrada del complejo portuario más activo de Estados Unidos es inusitado: decenas de grandes barcos cargueros y buques tanque esperan a veces durante días frente a las costas para, eventualmente, poder ingresar a puerto para descargar sus mercancías.

Se trata de un cuello de botella sin precedente en fechas recientes, con más de 60 barcos a la espera, hasta el miércoles pasado (llegaron a ser 73 el domingo 19 de septiembre), y cientos de millones de dólares en mercancía flotando sin poder llegar a sus mercados, lo que a su vez puede tener un efecto de pérdida económica en cascada.

Según The Guardian, además del aumento de la demanda de productos, una de las causas de este fenómeno es una escasez de camiones y choferes para transportar al interior del país las mercancías que son descargadas de los barcos. Ante la insuficiencia del transporte terrestre, los contenedores se acumulan en el puerto y colman su capacidad, impidiendo que puedan descargarse más barcos.

El tráfico de mercancías que pasa por el puerto de Los Ángeles-Long Beach es inmenso: 40% de los contenedores con productos de importación llegan por allí a Estados Unidos y desde esa infraestructura sale el 30% de los contenedores con exportaciones estadounidenses.

Barcos de carga anclados frente a los puertos de Los Ángeles y Long Beach, California, el 20 de septiembre de 2021. (Mario Tama/Getty Images)
Barcos de carga anclados frente a los puertos de Los Ángeles y Long Beach, California, el 20 de septiembre de 2021. (Mario Tama/Getty Images)

Así, ante la insuficiencia de camiones y choferes, las mercancías se acumulan y todo se congestiona.

Por añadidura, indica Business Insider, los barcos cargueros son hoy el doble o el triple de grandes que hace 10 o 20 años, lo que implica que más contenedores llegan a puerto en un solo navío, pero la infraestructura para procesarlos no ha crecido a la misma proporción.

Además, el impacto del covid-19 en el personal del puerto y sus proveedores sería otro factor que ha catalizado la congestión, cuya magnitud queda patente en gráficos y fotos aéreas de la región publicadas por varios usuarios de redes sociales.

Antes de la pandemia, se comenta, esos puertos rara vez tenían barcos esperando para poder descargar sus contenedores.

En cierto modo, ese congestionamiento tiene un ángulo positivo: la economía estadounidense es robusta y compra y vende en grandes cantidades. Pero al estar adquiriendo productos en proporciones mayores a las que puede movilizar, algo que es especialmente relevante al acercarse la temporada de fin de año, que es la de mayores ventas con el abasto de los inventarios de productos para ello en plena ebullición, ello trastoca toda la cadena de suministro.

Al final, esos retrasos y los posibles desabastos o lentitudes en la disponibilidad de productos pueden hacer que los precios para el consumidor de eleven.

En todo caso, y pese a los muchos barcos en espera, los puertos de Los Ángeles y Long Beach han roto récords de procesamiento de contenedores en 2021. Según cifras citadas por The Guardian, el puerto de Long Beach romperá en 2021 el récord de contenedores del año pasado, pasando de 8.1 millones a más de 9 millones, y el de Los Ángeles se dispone a superar los 10 millones de contenedores.

Ambos puertos trabajan para reducir la congestión de buques frente a sus costas y se ha probado ya incluso estableciendo actividad las 24 horas del día, los 7 días a la semana.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.