Anuncios

El río Éufrates, la cuna de la civilización, se está secando

A este ritmo el Éufrates podría secarse en 2040

Imagen satelital del río Éufrates | NASA
Imagen satelital del río Éufrates | NASA

La historia sitúa el origen de las primeras civilizaciones en la región conocida como Mesopotamia, que literalmente significa “En mitad de los ríos”. Esos ríos son el Éufrates y el Tigris, torrentes que brindaron sus aguas para el nacimiento de las primeras sociedades agrícolas del mundo y que, con su abundancia, contribuyeron al florecimiento del comercio, de las artes y de las ciencias. Sumerios, babilonios, asirios, caldeos, acadios, todo un abanico de pueblos y culturas se desarrollaron en sus orillas conformando lo que hoy conocemos como la “cuna de la civilización” y que incluso se mencionan en la Biblia como los ríos que servían al Jardín del Edén.

Sin embargo, la actualidad de la región es bien distinta y el río Éufrates, ese gran testigo de la memoria del ser humano, se está secando a un ritmo alarmante. En las últimas décadas, el caudal en el sistema Éufrates-Tigris ha descendido a casi la mitad del caudal promedio durante los años secos y los niveles de agua en el Éufrates se encuentran ahora en el punto más bajo de la historia.

Las temperaturas en la región mesopotámica, que en nuestros días engloba los territorios de Irak, Irán o Siria, han aumentado un grado Celsius en comparación con las de hace 100 años, y las precipitaciones promedio están disminuyendo a un ritmo de 18 milímetros por mes. La deriva es tan inquietante que el propio Ministerio iraquí de Recursos Hídricos advierte que el río podría secarse en 2040.

Imagen satelital de Mesopotamia en la actualidad | NASA
Imagen satelital de Mesopotamia en la actualidad | NASA

¿Por qué se está secando el Éufrates?

Las causas son diversas y no todas tienen el mismo peso. El primer factor implicado es, por supuesto, el calentamiento global que está afectando con especial dureza a esta región de Oriente Medio. Las sequías se han intensificado y la drástica disminución de las precipitaciones tiene una influencia directa en el caudal del río. Los últimos años han marcado récords de temperaturas que han provocado un aumento de la evaporación en unos niveles de agua que siguen bajando.

Otro factor problemático son las presas, especialmente la presa Ataturk (ubicada en Turquía) la más importante de los 22 diques que se extienden a lo largo del río y que se construyeron en las décadas de 1980 y 1990 para proporcionar riego y energía hidroeléctrica. El resultado es que el río drena menos caudal conforme se adentra en Siria, creando un conflicto hídrico en una región ya de por sí caótica.

¿Qué consecuencias tendrá un Éufrates seco?

El Éufrates es el río más largo de Asia occidental y desempeña un papel de vital importancia para Siria como fuente clave de agua dulce en todo el país. Los agricultores y pastores sirios son los más afectados por el desabastecimiento de agua y se encuentran en una situación precaria que empuja a muchas poblaciones rurales a abandonar sus asentamientos. Las cosechas se están viendo afectadas y el ejemplo más claro es el trigo: según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la cosecha de trigo de Siria ha caído un 75 por ciento desde 2011. Las hambrunas se suceden en los últimos años en una región ya de por sí castigada por unas condiciones muy precarias.

Los bajos niveles de agua y el estancamiento del Éufrates también son un motivo de preocupación para la salud pública, sobre todo porque inducen el crecimiento microbiano y la mala calidad del agua pueden provocar brotes de enfermedades, como el brote de cólera declarado en Alepo en septiembre de 2022 y que aún continúa en nuestros días.

Tampoco debemos olvidar las tensiones políticas de la zona. Irak es un polvorín a punto de estallar y Siria lleva más de una década inmersa en una cruenta guerra civil. Siria acusa a Turquía de convertir el acceso al agua en un arma, cortando el suministro de agua a las ciudades sirias, lo que provocó que la estación de agua de Alouk, una fuente crítica de agua en el noreste de Siria, dejara de generar electricidad.

TAMBIÉN EN VIDEO: Ciudad de México está al borde quedarse sin agua potable, esto es lo que sabemos

Referencias científicas y más información:

CSIS (Center for Strategic International Studies) “The Future of the Euphrates River in Syria. A Cradle of Civilization Cries for Help

Sara Novak “Is the Euphrates River Drying Up?” Discover Magazine