El Partido Laborista cambia de plan sobre el Brexit, propone seguir en unión aduanera

Por Elizabeth Piper
El opositor Partido Laborista dijo el lunes que, si llega al poder, Reino Unido podría permanecer en una unión aduanera con la Unión Europea a largo plazo después de dejar el bloque. En la imagen, el portavoz para el Brexit de los laboristas, Keir Starmer, durante la conferencia dle partido en Brighton, el 25 de septiembre de 2017. REUTERS/Toby Melville

Por Elizabeth Piper

BRIGHTON, Reino Unido (Reuters) - El opositor Partido Laborista dijo el lunes que, si llega al poder, Reino Unido podría permanecer en una unión aduanera con la Unión Europea a largo plazo después de dejar el bloque.

Aumentando así la presión sobre el gobierno de la primera ministra Theresa May sobre las conversaciones de divorcio, el portavoz para el Brexit de los laboristas, Keir Starmer, dijo que el partido estaba listo para actuar como "los adultos de la sala" y hacerse cargo de las negociaciones para salir de la UE.

Starmer también advirtió contra eliminar a nadie de la mesa de negociaciones al considerar los futuros vínculos de Reino Unido con la UE.

Después de meses de atenerse a una posición con pocas diferencias con la pretensión del Partido Conservador de una ruptura limpia con la UE, los laboristas cambiaron de rumbo el mes pasado al sugerir que, de llegar al poder, presionarían para seguir en el mercado único de la UE durante un período de transición para suavizar la salida de Reino Unido en marzo de 2019.

Las palabras de Starmer llevaron esa postura aún más lejos.

"Si estamos en el gobierno (...) negociaríamos un acuerdo final (...) que retuviera los beneficios de la unión aduanera y el mercado único", dijo Starmer a cientos de miembros laboristas en la ciudad costera de Brighton, en el sur de Inglaterra.

"Sujeto, por supuesto a negociaciones, permanecer en una forma de unión aduanera con al UE es un posible destino final para los laboristas".

Pero al mismo tiempo que desafía la visión de May para el Brexit, la iniciativa también podría profundizar las divisiones entre los laboristas, poniendo a aquellos que quieren los estrechos vínculos económicos de una unión aduanera en desacuerdo con otros que afirman que el voto en el referéndum significa una retirada completa.

Después de que Reino Unido votara a favor de salir de la Unión Europea el año pasado, las divisiones sobre cómo será el Brexit han dividido a ambos partidos y al país, revelando diferencias profundas entre el sur y el norte más industrial de Inglaterra, entre jóvenes y mayores y entre votantes urbanos y los de zonas rurales.

Mientras que Escocia e Irlanda del Norte votaron a favor de permanecer en la Unión, Inglaterra y Gales escogieron el divorcio.

El Partido Laborista y el Conservador han intentado mantener a sus respectivas formaciones unidas en lo referente al Brexit, pero buscando lo que algunos llaman una salida "suave" el partido de izquierdas busca ofrecer una opción que beneficie a todos los votantes.

Mientras que los laboristas ofrecen flexibilidad, el Gobierno de May dice que quedarse en la unión aduanera, que establece impuestos al comercio con países del fuera de la unión mientras que permite el libre movimiento de los bienes, traicionaría al voto a favor del Brexit.