El militar liberado de un secuestro que confesó haberse encariñado con sus captores

Rodrigo Neria Cano
·2  min de lectura
Foto: Captura de video vía @PinedaRuizBog
Foto: Captura de video vía @PinedaRuizBog

El pasado 2 de febrero, dos elementos del Ejército Nacional de Colombia fueron secuestrados por el grupo guerrillero llamado Ejército de Liberación Nacional (ELN) cuando estos salieron a comprar alimentos.

Los secuestrados fueron identificados como Jhony Andrés Castillo Ospino y Jesús Alberto Muñoz. Diez días después del rapto, el ELN publicó un video en donde aseguraban que los dos militares estaban en buen estado y prometieron que serían devueltos con ayuda de una comisión humanitaria. En el clip, ambos militares enviaron saludos a sus familias y afirmaron que se encontraban bien.

"Me encuentro con mi lanza Castillo, fuimos capturados por el ELN. En el transcurso de nuestra captura nos han tratado bien, una buena alimentación. Nos sentimos en perfecto estado y le queremos enviar un saludo a todo Colombia, que muy pronto estaremos en casa", dijo Jesús Alberto Muñoz en el video.

Por otro lado, Jhony Andrés saludó a su familia, "A mi padre, a mi madre, a mis dos hermanitos, a mi abuela, que no se preocupen que ya el ELN entró en proceso y al parecer nos han dicho que muy pronto saldremos".

Finalmente, el 15 de febrero los elementos fueron liberados y entregados a una comisión integrada por una comisión de la Cruz Roja, la Defensoría del Pueblo y la iglesia católica

Cuando los medios colombianos pudieron hablar con ellos, Jhony Andrés Castillo Ospino, de 19 años, sorprendió a todos con sus declaraciones, "Yo me sentía como amañado con ellos, la verdad yo no tengo nada que decir o que me hayan dado mal trato", y agregó, "Estoy feliz de estar libre, pero a la vez triste, porque ya me estaba encariñando con ellos".

Los medios de comunicación locales mencionan que el soldado probablemente tiene el llamado síndrome de Estocolmo, el cual ocurre cuando una persona tiene una experiencia psicológica paradójica y desarrolla un vínculo afectivo con sus captores.

Por ahora, las autoridades colombianas informaron que los dos militares estarán bajo observación médica y psicológica, y que tras el tratamiento se reintegrarán a su batallón. "Nuestros uniformados se encuentran realizando los chequeos y exámenes médicos de rigor necesarios con el propósito de verificar su estado de salud, para que puedan proceder y continuar con el normal desarrollo de sus actividades".

También debes ver:

EN VIDEO | Maestra mexicana que daba clases en la caja de su camioneta recibió un aula móvil de regalo