El engaño de los 'patriotas texanos' que promovían la secesión en Facebook y resultaron ser agentes rusos

Hace 150 años,  el Imperio de Rusia poseía un muy amplio territorio de lo que hoy es Estados Unidos, pero en 1867 el zar le vendió Alaska, la ‘Rusia americana’, por 7.2 millones de dólares al gobierno federal estadounidense.

Esa sería la última vez en que rusos tuvieron derechos y soberanía sobre lo que hoy es territorio de Estados Unidos. Pero curiosas actividades vinculadas a estamentos rusos tuvieron lugar en años recientes, sobre todo durante el proceso electoral de 2016, y desataron en las redes sociales discusión y propaganda de movimientos secesionistas en Texas y algunos otros estados.

No se trató ciertamente de nada formal en términos prácticos, pero sí se habrían dado casos de manipulación política y agitación discursiva originada, al parecer, desde Rusia y con los usuarios estadounidenses de redes sociales como objetivo.

Una imagen de lo que habría sido parte de la página de Facebook ‘Heart of Texas’, dedicada al tema de la ‘secesión’ de ese estado. Se afirma que no era operada por ‘patriotas texanos’ sino por agentes al servicio de Rusia. (Yahoo/KTRK)

Un caso llamativo, como narra el periódico The Washington Post, fue el de la página de Facebook llamada ‘Heart of Texas’ (‘Corazón de Texas’), que estuvo activa durante 2016 (se habría creado, con todo, con anterioridad) hasta que fue recientemente desactivada por esa red social.

En ese artículo del Post, Casey Michel narra cómo dio seguimiento a los contenidos de esa página, analizó sus peculiaridades y efectos (ominosos en muchos aspectos) y al final concluyó que se trataba de una manipulación informativa, una página completa para desinformar y enfrentar a los estadounidenses entre sí, operada por agentes rusos o al servicio de Rusia.

Y que llegó a tener, al parecer, unos 250.000 seguidores (la mayoría estadounidenses) interesados en el asunto de la ‘independencia’ de Texas y a generar muchos millones de ‘views’, ‘shares’ y demás.

Michel comenta que esa página comenzó poco a poco a finales de 2015 y durante 2016, publicando contenidos que exaltaban lo ‘texano’, el sentimiento vinculado a la Confederación (de la que Texas fue parte) en tiempos de la Guerra Civil, reproches a los ‘yankees’, profesiones de cristianismo protestante, desplantes antimusulmanes, confrontaciones de tono racial y teorías conspirativas sobre “invasiones” del gobierno federal. Ingentes cantidades de ‘fake news’ fluyeron allí, para catalizar ideas polarizantes, mentiras, prejuicios y, a veces, confrontar a los estadounidenses entre sí, de acuerdo al Post.

Nunca se reveló quiénes eran esos entusiastas texanos, o texanistas, que clamaban por la secesión y defendían una supuesta identidad texana fundamental (en realidad, ese estado es muy diverso), pero esos contenidos –que a veces tenían faltas ortográficas y gramaticales- atrajeron en 2016 a grandes masas de usuarios, muchos de ellos afines al entonces candidato presidencial Donald Trump. No faltaron en ese sitio, desde luego, ataques a Hillary Clinton y hasta logró que se realizara una protesta antimusulmana (que tuvo cierta concurrencia en Houston) y llamó a principios de noviembre de 2016 a una protesta a escala estatal en pro de la secesión de Texas y en contra de Clinton.

Muchos simpatizantes de la extinta Confederación fueron seguidores del sitio ‘Heart of Texas’. (AFP)

‘Heart of Texas’ tuvo una ingente masa de seguidores, y además de que no estaba precisamente muy bien escrito, cuenta Michel, sus ideas lucían con frecuencia demasiado estereotipadas, artificiosas, fue uno de los más notorios sitios de nativismo, secesionismo en las redes sociales. A sus seguidores estadounidenses, al parecer, les agradaba y atraía fuertemente: los texanos que seguían esa página habrían realmente creído que era operada por ‘patriotas’ texanos.

La página continuó tras la victoria electoral de Trump, pero en agosto fue desactivada por Facebook. Eso, con todo, señala Michel, eliminó la posibilidad de continuar el escrutinio crítico de esos contenidos, pues a su juicio se trata de un ejemplo único y patente de manipulación y desinformación de audiencias estadounidenses impulsada desde Rusia.

La comprobación final de que los ‘patriotas texanos’ de ‘Heart of Texas’ no eran tales sino en realidad agentes vinculados a Rusia fue que la propia red social Facebook eliminó esa página, justamente, como parte de su investigación y revisión de actividades vinculadas a la injerencia rusa en las pasadas elecciones estadounidenses realizadas en su red social.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro