El discurso de AMLO en la ONU que causó malas críticas (y hasta pena) por lo que se atrevió a presumir

Enrique Pérez Quintana
·5  min de lectura
TOLUCA, ESTADO DE MÉXICO, 11SEPTIEMBRE2020.-  El Presidente Andrés Manuel Lopez Obrador acompañado por Claudia Sheinbaum jefa de gobierno de la Ciudad de México, Alfredo del Mazo Maza, gobernador del Estado de México realizaron la supervisión de las obras del Tren Interurbano México-Toluca, en los talleres y cocheras del Tren. FOTO: CRISANTA ESPINOSA AGUILAR /CUARTOSCURO.COM
FOTO: CRISANTA ESPINOSA AGUILAR /CUARTOSCURO.COM

La Organización de las Naciones Unidas celebra el 75 aniversario de su fundación. El presidente Andrés Manuel López Obrador participó en la celebración. Su discurso fue un repaso histórico sobre la riqueza cultural de los pueblos originarios hasta llegar a la Independencia con Miguel Hidalgo y José María Morelos, como libertadores y promotores de lo que llama la Primera Transformación; Benito Juárez, que luchó contra la intervención extranjera y cuya aportación generó la Segunda Transformación y Francisco I. Madero que, en busca de la democracia, dio paso a la Revolución Mexicana y con ello a la Tercera Transformación.

Desde luego que la Cuarta Transformación, en la que dice que se conseguirá “un verdadero cambio en el país” es encabezada por López Obrador y, al exponerla en su discurso, tal vez sin control de su ego, se compara con Hidalgo, Morelos, Juárez y Madero, como si su estatura fuera equivalente a la de las figuras que utiliza en su logo propagandístico.

La figura de Benito Juárez fue destacada por López Obrador al mencionar que se le había considerado “Benemérito de las Américas” y comentó: “Fue tan importante su proceder y su fama que Benito Mussolini, lleva ese nombre porque su papá quiso que se llamara como Benito Juárez”.

En redes sociales se hizo viral y fue comentada en medios internacionales la mención de Benito Mussolini, en el 75 aniversario de la ONU. Fue considerada fuera de contexto e impertinente, por recordar al dictador fascista que, junto con Adolfo Hitler, propició la Segunda Guerra Mundial, en la que murieron millones de personas y que dio origen a la ONU.

La intervención de López Obrador ante la ONU fue una oportunidad perdida, podría haber mencionado el compromiso de México con la paz mundial y su reciente elección para ocupar un asiento en el Consejo de Seguridad. No lo hizo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Lo que aportó el presidente de México al mundo fue un ejemplo de su conferencia de prensa mañanera. Ocupó el tiempo para contar el Cuento del Avión Presidencial, relato que entre los diplomáticos debe haber motivado sonrisas, pero en lo privado debe haber desatado carcajadas por el fraseo cantinflesco. Dijo López Obrador: “Les comento que había un avión presidencial, existe todavía, pero está en venta. Ya lo rifamos y todavía vamos a venderlo”.

La versión internacional de la mañanera incluyó la versión triunfalista de las crisis que a diario divulga López Obrador. Ante el respetable público del mundo dijo que, en México, como en otros países, estamos enfrentando dos crisis, la pandemia del Covid 19 y la crisis económica. “Hemos actuado con responsabilidad, nos han ayudado muchos los expertos, los científicos, los médicos, las enfermeras los trabajadores de la salud, que se han entregado con humanismo a salvar vidas, y va disminuyendo el efecto nocivo de la pandemia.”

Hubiera sido pertinente que el presidente “presumiera” el otro dato, como que México ocupa el primer lugar mundial en trabajadores de la salud fallecidos por COVID-19. Según Amnistía Internacional a principios de septiembre habían muerto 1,320 trabajadores. Murieron por la falta de protección y sus extensas jornadas laborales, lo que motivó protestas de médicos y enfermeras en las calles. (Reuters, de septiembre de 2020)

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En su mensaje al mundo López Obrador informó que México también avanza en lo económico “porque no aplicamos la misma estrategia de siempre” de endeudar al país, de rescatar a los de arriba, con el sofisma de que, si llueve fuerte arriba, gotea abajo, como si la riqueza fuese contagiosa.”

Y como quien busca el aplauso del público se congratuló al decir que su gobierno apoya “a los de debajo de manera directa, es de abajo hacia arriba, estamos destinando recursos que son fruto del ahorro por no permitir la corrupción y fruto también de la austeridad republicana.”

Como parte de sus triunfos informó que había desaparecido al Estado Mayor Presidencial, pero omitió decir que está militarizando al país y elevando el presupuesto para las fuerzas armadas.

Desde luego que en el marco de la ONU no podía faltar la mención a los 40 mil millones de dólares que como remesas envían al país los más de 35 millones de mexicanos radicados en Estados Unidos. El otro dato es que con ello subsisten más de 50 millones de mexicanos y se evita un enorme problema social.

La receta para ser un país maravilloso López Obrador se la dio al mundo. “La fórmula es no permitir la corrupción y ahorrar y que no haya ostentación y lujos en el gobierno y liberar fondos para el desarrollo.” Habló el estadista. Estamos salvados. Demos gracias.

Aquí el discurso completo:

También debes ver:

VIDEO | Vocero de grupo anti-AMLO regaña a reportero por preguntar sobre casas de campaña vacías

VIDEO | Usuario del Metro en Ciudad de México logra someter a un sujeto que intentó robarle su teléfono

La falsa inundación en Dos Bocas que dejó en ridículo a varios periodistas e influencers en México

EN VIDEO: AMLO exhibe tuit de Sergio Sarmiento sobre Dos Bocas; "ya no me voy a reír", dice