El carísimo "rapado" de pelo del príncipe Guillermo.

El príncipe Guillermo en una charla con invitados, luce su nuevo look. Foto associated Press

Mucho está dando que hablar el nuevo look del príncipe Guillermo. Más allá de que el marido de Kate Middlenton haya decidido raparse la cabeza, lo que ha llamado la atención es el precio que ha el príncipe pagado por el drástico corte de pelo. Guillermo, que tiene en alta estima el juicio de Kate, le pidió a su esposa que fuera la propia estilista de Kate quien se encargara de efectuar el corte de pelo. Y así fue. Joey Wheeler, quien cuida con mimo de los looks capilares de la Duquesa de Cambridge, fue al palacio de Bulingham “tijera en mano” y le cortó o rapó, más bien, al príncipe Guillermo. ¿Gratis? No. El precio fueron 180 libras.

¡180 libras por rapar el pelo! Algunos han puesto el grito del exceso en el cielo. Sin embargo, y según los entendidos, la técnica de Wheeler merece el coste. Lo avalan otros famosos que han puesto sus cabelleras en sus manos tales como el extraordinario actor Michael Caine.

En cualquier caso, y lo más importante, es que el príncipe Guillermo ha quedado de lo más contento con el resultado. A fin de cuentas, él es quien lleva su cabeza, y su rapado. Guillermo nunca ha parecido tener complejos de calvicie. Siempre se ha tomado con humor su excasez capilar: “No tengo mucho pelo, no puedo darte mucho trabajo”, comentó en una ocasión el primogénito de Diana a una estilista en una feria del cabello. Pues no parece tampoco haberle dado mucho trabajo en esta ocasión a Wheeler pero sí un trabajo bien remunerado y bien realizado.

Si al contento de Guillermo con su nuevo aspecto, le sumamos la satisfacción de Kate Middleton con el nuevo look de su marido, parece que el dinero invertido ha estado bien invertido. ¿No te parece?