El calentamiento global está desplazando el polo norte hacia Europa

  • Imagen superior: en rojo se muestran los lugares de la Tierra que han ganado masa entre 2005 y 2001, en azúl los que la han perdido.

Un estudio recientemente publicado en Science Advances, sugiere que el cambio climático está afectando al planeta en formas que ni siquiera podríamos imaginar. Los autores de este trabajo, Surendra Adhikari y Erik R. Ivins (ambos del JPL de la NASA), creen que la redistribución de masas que el deshielo de los polos crea en los océanos, está haciendo que el polo norte  haya comenzado a moverse hacia el este, en dirección a Europa.

[Relacionado: Repentina pérdida de hielo en la Antártida llega a afectar al campo gravitatorio de la Tierra]

¿Avanza el polo norte hacia nosotros a toda velocidad? No, la verdad es que no hablamos de nada preocupante. Según Surendra Adhikari, el ritmo actual al que migra el polo es de 10 centímetros por año. O al menos eso ha sucedido desde el año 2000 hasta el presente, y de nuevo somos nosotros los culpables. En declaraciones de Adhikari a National Geographic: “lo que hemos demostrado es que el hielo derretido y un patrón de almacenaje de agua contienental, se están combinando para provocar un movimiento drástico en la dirección del polo”.

Como sabéis, el eje de rotación de cualquier cuerpo en el espacio puede cambiar si se ve influenciado gravitacionalmente por algo, o si varía su distribución de masas. Hace 3.500 millones de años, nuestro planeta vecino: Marte, sufrió un caso severo de variación del eje rotacional, que alcanzó unos increíbles 20 grados, cuando un enorme volcán entró en erupción. Ahora es la Tierra la que experimenta su propia alteración axial, aunque por fortuna no hablamos algo tan descomunal y repentino como lo sucedido en el planeta rojo.

[Podría interesarte: ¿Se unirán en el futuro América y Eurasia en el polo norte?]

Los científicos saben ahora que la Tierra se está calentando a un ritmo jamás visto desde la época de los dinosaurios, lo cual está provocando una enorme redistribución de masas a medida que los casquetes polares se derriten. Para los dos coautores de este estudio, debía de existir una relación entre el movimiento observado en los polos y el calentamiento global, por lo que crearon simulaciones por computadora para comprobar si su suposición era correcta. ¡Y así es! Los hielos de Groenlandia, por si solos, han perdido una masa de 3.900 millones de toneladas desde 2003, que han ido a parar a los océanos, lo que supone un movimiento enorme de masas superficiales.

Cada año, el costado occidental de la Antártida pierde 136.000 millones de toneladas de hielo, mientras que el lado oriental gana 82.000 millones de toneladas. A este ritmo, para el año 2500 acabarán por derretirse todos los hielos del Antártico, y los niveles del mar ascenderían 15 metros. En cuanto al cambio en el eje de rotación terrestre, el polo norte apenas se ha movido 1,6 metros desde el año 2000, y continuará haciéndolo. Es cierto, como he dicho antes, que no es algo preocupante, pero debería al menos servir para recordarnos que el cambio climático está afectando a casi cualquier cosa, y que debemos actuar sin demora.

[Relacionado: Expertos prevén un Ártico (en verano) sin un solo pedazo de hielo en 2016]

Me enteré leyendo IFL Science.