El billete de un dólar que avivó la esperanza de resolver un secuestro de 1999

Un misterioso billete de un dólar apareció en la ciudad de Neenah, Wisconsin, con una inscripción escrita en el límite superior:

“Mi nombre es Mikel Biggs, secuestrada en Mesa AZ. Estoy viva”, se lee en el mensaje. 

Cuando fue entregado a la policía el pasado 14 de marzo, rápidamente saltaron las alarmas. A más de 2,500 kilómetros de distancia, en Mesa, Arizona, la familia de Mikelle Biggs hace tiempo que no sabe nada de ella. Fue secuestrada el dos de enero de 1999 y nunca más apareció. 

Mikelle Biggs poco antes de su desaparición. Foto: The Arizona Republic

La última en verla fue su hermana, Kimber Biggs. Ambas esperaban a que apareciera el camión de los helados con dos monedas de un cuarto de dólar cada una. En 90 segundos, Mikelle se esfumó y lo único que quedó en el suelo fue su bicicleta y las dos monedas. 

No creo que fuera ella quien escribiera la nota“, señaló Kimber, quien en la época contaba con nueve años de edad. “Su nombre aparece mal escrito y le quita crédito. No creo que sea algo que ella haría”, añadió. 

El billete con la inscripción en la parte superior. Foto: The Arizona Republic

Kimber explicó a The Arizona Republic que se enteró de la aparición del billete a través de la página de Facebook dedicada a recopilar información sobre su hermana desaparecida. Cuando lo vi en un primer momento pensé que podía ser verdad. Hubo un ápice de esperanza en el que buscas una razón para que tenga sentido. Miré el billete, traté de reconocer su letra esperando que significara algo. ¿Se trata de un chiste? ¿Alguien me está gastando una broma macabra? Todo eso me afecta. Incluso el pensar que es real”, afirmó.

La bicicleta que apareció tras su desaparición. Foto: The Arizona Republic

El billete data de 2009 y el investigador del departamento de policía de Neenah, Adam Streubel destacó que han estado investigando la pista y que temen que sea una broma cruel. Según indicó es imposible hacer un seguimiento de las manos por las que pasó el billete. 

“No hay nada que se pueda hacer, es muy frustrante”, confesó.

La desaparición de Mikelle impactó a la comunidad de Mesa. Se llevaron a cabo numerosas búsquedas y se llamó la atención de los medios. A pesar de que las autoridades investigaron cada camión de los helados y entrevistaron a más de 20 violadores, nunca detuvieron a nadie relacionado con el caso. 

Mikelle y Kimber. Foto: The Arizona Republic

Kimber sigue muy activa en las redes sociales con la esperanza de que su hermana aparezca. 

“Además de la página de Facebook, también uso el hashtag ‘Remember Mikelle Biggs’ (recuerda a Mikelle Biggs). Es la manera que tengo de asegurarme de que la gente se acuerde de ella y que llegue a esa persona que ojalá sepa algo de ella”, agregó.

También te puede interesar: