"El beso de la vida": la dramática historia tras la foto del electricista que salvó a un colega colgado de un poste

·4  min de lectura

Reparar y dar mantenimiento a las líneas de transmisión eléctrica es una tarea cotidiana, vital para la continuidad de la civilización como actualmente la conocemos, pero pocos dirían que ello puede ser fuente imágenes de inmensa emotividad, solidaridad y, literalmente, acción y poesía.

Pero eso sucede de modo deslumbrante, o valdría decir electrizante, en la icónica fotografía conocida como ‘The Kiss of Life’ (‘El beso de la vida’) que el fotógrafo Rocco Morabito capturó en julio de 1967 en Jacksonville, Florida.

La foto 'El beso de la vida', tomada en 1967 por Rocco Morabito y ganadora el año siguiente de un premio Pulitzer. Muestra el momento en que el electricista J.D. Thompson da respiración de boca a boca a su colega Randall Champion, quien quedó inconsciente tras sufirir un choque eléctrico en un poste de luz en Jacksonville, Florida. (Rocco Morabito / Jacksonville Journal / Wikimedia Commons)
La foto 'El beso de la vida', tomada en 1967 por Rocco Morabito y ganadora el año siguiente de un premio Pulitzer. Muestra el momento en que el electricista J.D. Thompson da respiración de boca a boca a su colega Randall Champion, quien quedó inconsciente tras sufirir un choque eléctrico en un poste de luz en Jacksonville, Florida. (Rocco Morabito / Jacksonville Journal / Wikimedia Commons)

Morabito, que era fotógrafo del periódico Jacksonville Journal, conducía por la calle 26 Oeste en Jacksonville y se detuvo para tomar algunas fotografías de trabajadores de la compañía eléctrica local que laboraban en la zona. De repente escuchó gritos y fue testigo fortuito de un suceso dramático. En lo alto de un poste de luz, un trabajador de la compañía de electricidad parecía haber perdido el sentido y colgaba, sin moverse, de su arnés.

El trabajador, de nombre Randall G. Champion, tocó por accidente una línea de tensión eléctrica y el impacto lo dejó inconsciente y en estado de choque. Su vida corría grave peligro.

Entonces, otro trabajador, de nombre J.D. Thompson llegó rápidamente al lugar y subió al poste donde colgaba el accidentado. Al percatarse de que la vida de Champion se extinguía, Thompson decidió asistirlo allí mismo, varios metros arriba en el poste, pues consideró que no tenía tiempo para bajarlo de allí y darle resucitación cardiopulmonar apropiada en el suelo.

En ese momento, el solidario Thompson decidió al menos dar a Champion respiración de boca a boca para tratar de preservarle la vida y ganar tiempo para que él pudiera luego recibir más ayuda.

Fue ese el momento que Morabito capturó en su fotografía: el cuerpo inerte de Champion tendido cabeza abajo, sujetado al poste por su arnés, y sostenido una singular mezcla de fuerza y delicadeza por Thompson, quien le da respiración de boca a boca. Luego, en algo que esa foto no muestra, Thompson golpeó el pecho de Champion con su puño para tratar de reavivarle el corazón.

La imagen es de enorme poder y le valió a Morabito ganar el premio Pulitzer de fotografía de 1968.

El título ‘El beso de la vida’ es un tanto inexacto, pues Thompson no besó a Champion sino que le dio respiración de boca a boca, y el momento no fue una osada acrobacia de pasión amorosa sino un valiente y solidario procedimiento de resucitación ante una crisis de vida o muerte.

Con todo, sí hay mucho de amoroso en el acto de Thompson, que no permitió que su compañero simplemente quedara colgado hasta morir, y lo que él hizo ciertamente le insufló vida a Champion.

Unos momentos después de esa escena, Thomson constató que Champion tenía un pulso leve y entonces lo bajó del poste, cargándolo sobre sus hombros. Otras fotos tomadas por Morabito recogen esos momentos, pero no han tenido la misma fama que ‘El beso de la vida’.

Ya en el suelo, Thomson y otro compañero continuaron dando a Champion reanimación cardiopulmonar hasta que llegaron a la escena los paramédicos que, poco antes, el propio fotógrafo Morabito había llamado por la radio.

Champion se recuperó y mantuvo con Thompson una amistad que duró décadas. Ambos mantuvieron también contacto con Morabito, y los tres aparecen en una fotografía de 1988. En ella se ve a Champion recuperándose en el hospital de una cirugía cardíaca, al centro aparece Thompson y a la derecha Morabito.

Esa y otras imágenes relacionadas con ‘El beso de la vida’ pueden verse en el portal Rare Historial Photos.

La imagen de ‘El beso de la vida’ ha sido celebrada desde entonces, y le valió a Morabito fama y un premio Pulitzer. El heroísmo de Thompson salvó la vida de Champion, quien falleció a los 64 años en 2002, 35 años después de ese momento en lo alto de un poste de luz. Morabito falleció en abril de 2009, a los 88 años, tras una carrera de 42 años en el periódico Jacksonville Journal.

Y Thompson, por lo que dicen reseñas de la historia de la foto de la que fue protagonista, aún vive. La luz de la icónica foto y de su acto salvador también sigue encendida.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: El espectacular “árbol de la vida” descubierto en un lago de Australia

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.