El ejército israelí advierte a Irán de que seguirá atacando sus objetivos en Siria

Agencia EFE
·2  min de lectura

Jerusalén, 29 nov (EFE).- El jefe de Estado Mayor israelí, Aviv Kohavi, advirtió hoy a Irán de que seguirán atacando sus objetivos en Siria, en presunta referencia a la posibilidad de una represalia desde el país vecino por el asesinato de un científico iraní, atribuido a Israel.

"Nuestro mensaje es claro: continuaremos actuando tan enérgicamente, como sea necesario, contra el atrincheramiento iraní en Siria, y estaremos completamente preparados ante cualquier manifestación de agresión contra nosotros", remarcó durante una visita de seguridad a los Altos del Golán sirios ocupados.

Los analistas valoran la reactivación de este frente entre las opciones de represalia que podría tomar Irán por el asesinato este viernes del científico Mohsen Fajrizadeh, considerado por Tel Aviv y Washington dirigente del programa nuclear iraní, en la provincia de Teherán y del que responsabiliza a Israel.

Por su parte, la Oficina del primer ministro de Israel ha declinado comentar estas acusaciones y no ha habido alusiones al suceso hasta ahora.

Kohavi aclaró hoy que siguen operando de "manera rutinaria" en la zona norte, sin dejar de estar en alerta "ante posibles desarrollos en la región".

Además, felicitó a las tropas por lo que considera la "exitosa operación" de hace diez días contra objetivos de la Fuerza Quds iraní y el ejército sirio en Siria, en respuesta al descubrimiento de explosivos en la línea divisoria con Israel.

Israel asumió la autoría de los bombardeos, aunque no suele informar de este tipo de operaciones dirigidas contra las fuerzas gubernamentales sirias y sus aliados, como milicias iraníes o la chií libanesas Hizbolá.

Las autoridades israelíes consideran la presencia en Siria de efectivos de Irán, uno de los principales aliados del Gobierno sirio del presidente Bachar al Asad, como un riesgo para su seguridad.

Por tanto, la zona norte supone para Israel un frente habitualmente delicado que podría encenderse tras el asesinato de Fajrizadeh.

(c) Agencia EFE