EEUU sigue votando en contra de llamado de la ONU a poner fin a embargo contra Cuba

·2  min de lectura
Imagen de archivo de una vista de las banderas de Estados Unidos y Cuba junto a la embajada estadounidense en La Habana

Por Michelle Nichols

NUEVA YORK, 23 jun (Reuters) -La administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, continuó el miércoles con la tradición de Washington de votar en contra de una resolución que se presenta anualmente ante la Asamblea General de Naciones Unidas para pedir el fin del embargo económico estadounidense contra Cuba.

La resolución fue adoptada por vigesimonovena ocasión con 184 votos a favor, tres abstenciones y dos sufragios en contra: Estados Unidos e Israel. La votación en la ONU tiene peso político, pero solo el Congreso de Estados Unidos puede levantar un embargo que cumple ya casi 60 años.

Estados Unidos votó sucesivamente contra las resoluciones de la ONU durante 24 años, pero se abstuvo por vez primera en 2016, bajo la presidencia de Barack Obama, cuando Washington y La Habana habían emprendido desde diciembre de 2014 un acercamiento en sus nexos diplomáticos tras décadas de hostilidad.

Con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, Estados Unidos volvió a oponerse a la resolución que ha presentado Cuba en Naciones Unidas desde 1992. Trump también retrocedió en casi todas las medidas que Obama había tomado para aliviar el embargo y mejorar los lazos bilaterales con su antiguo enemigo de la Guerra Fría.

Biden prometió durante su campaña presidencial de 2020 revertir algunas de las sanciones de Trump que "han infligido daño al pueblo cubano y no han hecho nada para promover la democracia y los derechos humanos".

Washington ha dicho que un cambio de política hacia La Habana no está entre sus principales prioridades.

Poco antes de la votación, el diplomático estadounidense Rodney Hunter dijo a la Asamblea General que la política de su país formaba parte de un conjunto de herramientas en un esfuerzo más amplio de Washington hacia Cuba para promover la democracia, el respeto a los derechos humanos y ayudar al pueblo cubano

a ejercer las libertades fundamentales.

"Por lo tanto, nos oponemos a esta resolución", dijo Hunter. "Nosotros reconocemos los desafíos que enfrenta el pueblo cubano", dijo. "Es por eso que Estados Unidos es un importante proveedor de bienes humanitarios para el pueblo cubano y uno de los principales socios comerciales de Cuba", añadió.

Cuba dijo a principios de este mes que el embargo comercial que impone Estados Unidos causó el año pasado más de 9.000 millones de dólares en pérdidas, lo cual perjudicó su capacidad para afrontar la pandemia de coronavirus.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, dijo en un discurso ante la Asamblea General que las sanciones habían obstaculizado que la isla pudiera adquirir equipos, medicamentos, tecnologías y fármacos idóneos para enfrentar el COVID-19, incluyendo la producción de sus vacunas.

"Como el virus, el bloqueo asfixia y mata. Debe cesar", dijo Rodríguez a la Asamblea General de la ONU.

(Reporte de Michelle Nichols. Reporte adicional de Nelson Acosta y Sarah Marsh en La Habana. Editado en español por Carlos Serrano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.