EEUU: Posible, deportar a víctimas o testigos de crímenes

Por ALICIA A. CALDWELL

WASHINGTON (AP) — Las autoridades no pueden prometer que los inmigrantes que están ilegalmente en Estados Unidos no serán arrestados en caso de que reporten un delito, ya sea como víctimas o testigos, afirmó el martes el Departamento de Seguridad Nacional.

Los comentarios vertidos en conferencia de prensa por el portavoz de la dependencia, David Lapan, se dan un contexto en el que las autoridades locales se muestran preocupadas porque agentes del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus iniciales en inglés) han realizado arrestos en tribunales. Afirman que eso es un disuasivo para que algunas víctimas reporten delitos o los testigos cooperen con las investigaciones.

Lapan dijo que algunas de las víctimas y testigos son potencialmente inmigrantes criminales que pueden representar una amenaza al país o a los que ya se les ordenó con anterioridad que salieran de Estados Unidos.

Resaltó que existen visas especiales, conocidas como visas U, para inmigrantes que están ilegalmente en el país y que son víctimas de ciertos delitos, incluyendo abuso sexual y violencia doméstica. Cada año hay 10.000 de esas visas disponibles.

Lapan dijo que los arrestos migratorios dentro de las cortes son necesarios, debido a que ciertas jurisdicciones no cooperan con las solicitudes de alertar al gobierno federal antes de que inmigrantes deportables sean liberados de prisión o de detenerlos el tiempo suficiente para que agentes de ICE los pongan bajo custodia federal.

El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, y el secretario de Justicia, Jeff Sessions, también defendieron la práctica durante una carta dirigida el mes pasado a la magistrada presidenta de la Corte Suprema de California. "Debido a que a los visitantes a las cortes se les revisa antes de ingresar en busca de armas o contrabando, se disminuye de manera importante el riesgo tanto para el agente que realiza el arresto como para la persona detenida", escribieron Kelly y Sessions.

Algunos funcionarios locales ya atribuyen el descenso en el reporte de delitos a las medidas del presidente Donald Trump en contra de la inmigración ilegal. El jefe de policía de Los Ángeles, Charlie Beck, dijo el mes pasado que la población hispana en la ciudad reportó 25% menos casos de abuso sexual y 10% menos casos de violencia doméstica desde que Trump asumió la presidencia.

___

Alicia A. Caldwell está en Twitter como: www.twitter.com/acaldwellap