EEUU: Piden sustituir beneficio de presas antes de quitarlas

·3  min de lectura
ARCHIVO - El agua pasa a través de un conducto en la represa Lower Granite sobre el río Snake, el 11 de abril de 2018, cerca de Almota, Washington. (AP Foto/Nicholas K. Geranios, archivo) (ASSOCIATED PRESS)

SPOKANE, Washington, EE.UU. (AP) — Los beneficios que proporcionan cuatro inmensas presas hidroeléctricas ubicadas a lo largo del río Snake deben reemplazarse antes de que puedan ser retiradas para salvar el ciclo de vida del salmón, según un informe final emitido por el gobernador de Washington, Jay Inslee, y la senadora federal por ese estado, Patty Murray.

Esto es particularmente cierto en lo referente a la electricidad libre de carbono que generan las presas, concluyó el estudio.

Si se llegaran a retirar las cuatro represas a lo largo del río, sería el proyecto más grande de su tipo en la historia del país. En 2012 se quitó la presa Elwha, en la península Olympic de Washington, con el fin de restaurar hábitat. En ese entonces, el Servicio de Parques Nacionales señaló que la eliminación de esa represa fue el mayor proyecto de su tipo en la historia de Estados Unidos.

El Congreso tendrá la última palabra en cuanto al retiro de las presas, que son propiedad del gobierno federal, y tendría que asignar fondos para las obras.

La cuestión no es un asunto de la electricidad contra el salmón, se afirma en el informe del jueves.

“Creemos que esa es una decisión binaria simplista, y es una que no aceptamos ni que consideremos inevitable”, escribieron Inslee y Murray.

Peron “los datos científicos son claros de que —específicamente en el bajo río Snake— el retiro de las represas sería de enorme beneficio para el salmón”, se señala en el informe.

Retirar las presas mejoraría significativamente la capacidad de los salmones y las truchas arco íris para nadar desde sus zonas de desove hacia el Océano Pacífico, donde pasan la mayor parte de sus vidas, y luego regresar a sus zonas de desove para procrear y morir, se indica en el informe.

Entre los principales beneficios de las represas, además de la electricidad, están el hacer del río Snake una vía navegable hasta Lewinston, Idaho, permitiendo el traslado de trigo y otros cultivos hacia los puertos oceánicos. Eliminar las represas requeriría realizar mejoras al transporte en camiones y trenes para el traslado de cultivos, señala el informe. Las presas también proveen agua de riego para agricultores y oportunidades recreativas para la población.

Un informe preliminar difundido el 9 de junio concluyó que se requerirían entre 10.300 y 27.200 millones de dólares para reemplazar los beneficios que ofrecen las represas.

Éstas tienen muchos defensores, incluyendo dos miembros republicanos del Congreso que representan al este del estado de Washington, donde se ubican. Las represas también cuentan con el apoyo de empresas de embarcaciones y agricultores, entre otros.

Los representantes republicanos Dan Newhouse y Cathy McMorris Rodgers presentaron un proyecto de ley recientemente para protegerlas.

Pero el presidente de la Nación Yakama ha dicho que las represas deben ser retiradas.

“Nuestra gente es gente del salmón”, dijo el presidente del concejo tribal, Delano Saluskin, este año. “Cuando los salmones prosperan, nosotros prosperamos; pero cuando sufren, nuestra gente también sufre”.

En 1805, al explorar Lewis y Clark la cuenca del río Columbia, escribieron que los ríos tenían tantos salmones que prácticamente uno podía cruzarlos sobre sus lomos.