EEUU: Inundaciones en los Apalaches dejan 16 muertos

·2  min de lectura
Vista de viviendas y estructuras inundadas cerca de Quicksand, Kentucky, EEUU, jueves 28 de julio de 2022. (Ryan C. Hermens/Lexington Herald-Leader via AP)
Vista de viviendas y estructuras inundadas cerca de Quicksand, Kentucky, EEUU, jueves 28 de julio de 2022. (Ryan C. Hermens / Associated Press)

Equipos de búsqueda y rescate apoyados por la Guardia Nacional de Estados Unidos buscaban el viernes a personas desaparecidas en inundaciones récord que han arrasado con comunidades en algunos de los lugares más pobres del país. El gobernador de Kentucky, Andy Beshear, dijo que 16 personas han muerto y que se teme que el total aumente, ya que continúan los aguaceros.

“Nos queda mucho por revisar”, afirmó Jerry Stacy, director de manejo de emergencias del condado de Perry, en Kentucky, una de las áreas más afectadas. “Aún hay personas desaparecidas”.

Las poderosas inundaciones sepultaron comunidades aledañas a arroyos y ríos en los valles de los Apalaches, inundando viviendas y negocios, destruyendo vehículos y lanzando equipo y escombros contra puentes. Las avalanchas de lodo vararon a residentes en laderas empinadas y al menos 33.000 usuarios estaban sin electricidad.

El gobernador Beshear dijo el viernes a The Associated Press que entre las víctimas había niños y que el saldo de muertes pudiera aumentar al doble, pues los equipos de rescate aún estaban revisando el área.

“La noticia dolorosa es que hay 16 muertes confirmadas ahora y eso va a subir mucho”, declaró el gobernador en un encuentro con la prensa por la mañana. Dijo que las muertes ocurrieron en cuatro condados.

Los socorristas hicieron casi 50 rescates aéreos y centenares de rescates acuáticos el jueves y había más personas que necesitan ayuda, agregó el gobernador. “No es solamente un desastre en curso, sino también una búsqueda y rescate en curso. El agua no va a alcanzar su máximo nivel en algunos sitios hasta mañana”.

Determinar el número de personas desaparecidas es difícil debido a las interrupciones en el servicio celular y el suministro eléctrico en la zona del desastre, dijo. “Es muy extendido, es un reto incluso para los funcionarios locales precisar un número”.

Más de 200 personas han acudido a albergues, precisó Beshear. El gobernador desplegó soldados de la Guardia Nacional a las áreas más azotadas. Tres parques establecieron albergues y, ante la gravedad de los daños, el gobierno abrió un sitio web en internet para donaciones a las víctimas.

El presidente Joe Biden llamó para expresar su respaldo para el que será un largo proceso de recuperación, afirmó Beshear, quien pronosticó que tomará más de un año reconstruir el área completamente.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.